Comunidad Xákmok Kásek anuncia movilizaciones si Estado no responde

Representantes de la comunidad indígena Xákmok Kásek, del pueblo sanapaná, se encuentran en la capital intentando lograr una entrevista con el vicepresidente Juan Afara a fin de urgir el cumplimiento de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH).

En 2010 el tribunal internacional obligó al Estado a devolver a la comunidad una extensión de 10.700 hectáreas de su territorio ancestral, la habilitación de un fondo de desarrollo y el pago de una indemnización por varios fallecimientos de niños que ocurrieron, según comprobó el tribunal, por las condiciones de vulneración de sus derechos en que se vivían. El plazo de cumplimiento era de 3 años, concediéndose una prórroga de un año, que venció en setiembre de 2014. Ante la falta de respuestas, la semana pasada la comunidad reingresó a sus tierras.

Los voceros de la comunidad señalan que de parte del Instituto Paraguayo del Indígena (Indi) no se ha avanzado nada, por lo que solicitaron una entrevista con el vicepresidente. Anunciaron que si esta semana no obtienen un compromiso serio del gobierno iniciarán una movilización en la capital y posteriormente realizarán cortes de ruta en la Transchaco a la altura en que se encuentra la comunidad, en el Km. 340 del distrito de Puerto Pinasco, departamento de Presidente Hayes.

Milciades González, profesor de la comunidad, denunció que el Indi les engaña permanentemente comprometiéndose en definir el pago de manera inmediata, pero que su titular, Jorge Servín, cambia de postura diciendo en algunas ocasiones que este es un caso prioritario, pero en otras alega que existen otros más urgentes, como el de Yakye Axa o Sawhoyamaxa, cuyas sentencias contra el Estado son de 2005 y 2006, respectivamente.

El Indi señala que la traba está en el Ministerio de Hacienda, que no libera los fondos para efectuar el pago de las tierras, “pero ha’e probablemente voi ojapo la traba”, acusó González en referencia a Servín. De hecho, este había admitido que la falta de resolución para Xákmok Kásek se debe a que existen otros casos, como los ya mencionados, en que se aprobaron leyes de expropiación a favor de los indígenas y en los que ya se comprometieron la mayor parte de los fondos disponibles en la institución.

A fines del año pasado la estancia Salazar, donde se encuentran unas 7.700 hectáreas del territorio reclamado, presentó una oferta de venta de sus tierras, pero que no pudo ser concretada por la “falta de disponibilidad financiera”, explicó Servín. Este año se deben reiniciar nuevamente varios procesos para reanudar las negociaciones con la empresa.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.