Comunidad indígena Yexwase Yet del Bajo Chaco denuncia tala de árboles nativos

La comunidad indígena Yexwase Yet (San Fernando) del Pueblo Enxet Sur, del departamento de Presidente Hayes, viene denunciando desde fines de enero pasado que personas ajenas a la comunidad ingresan a la propiedad comunitaria, talan árboles nativos para alzarse con la madera y venderlas a las empresas madereras y/o a los ganaderos de la zona. Este atentado contra la comunidad y el medio ambiente ya fue denunciado formalmente, pero la Fiscalía no dio respuesta.

La comunidad indígena Enxet se encuentra a 61 kilómetros de la ruta Transchaco a la altura del kilómetro 271, donde cuenta con un territorio de 10.030 hectáreas. Está conformada por tres aldeas, la principal es la aldea San Fernando con 22 familias, la aldea Curupayty con 38 familias y la aldea Paso Lima con aproximadamente 20 familias.

Es en parte de ese territorio donde desconocidos están talando ilegalmente los árboles. Pasaron ya casi dos años desde que uno de los líderes, Gabriel Fernández Acosta, presentó una denuncia ante la Unidad Especializada de Delitos Ambientales, sin embargo, al día de hoy, las autoridades estatales ni siquiera se constituyeron en el lugar. También presentaron una denuncia ante la comisaría de la localidad de Nueva Mestre, donde las autoridades prometieron verificar los hechos denunciados en el mes de diciembre (2021) cosa que nunca ocurrió.

Ante el pedido de auxilio de Fernández Acosta, abogados de la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (Codehupy) visitaron la sede del Ministerio Público en Villa Hayes para acceder a la carpeta fiscal con el objetivo de interiorizarse sobre la denuncia y atender el pedido de la comunidad. Sin embargo, pudieron constatar que en ningún momento se impulsó una acción investigativa por el fiscal del caso, Fernando Ariel González.Los líderes están muy preocupados porque la tala ilegal de árboles nativos en territorio indígena contribuye a generar consecuencias ambientales, como los altos grados de temperatura, sequías e incendios en una zona que es considerada por la comunidad como reserva natural; pero también les preocupa el componente social de esta historia, y es que, estas acciones son cometidas por personas que no tienen otras oportunidades laborales, porque el Estado no invierte en políticas públicas que genere fuentes de trabajo por lo que algunas personas se ven tentadas a acceder al negocio ilícito, señalaron.Por otro lado, el también líder indígena Albino Fernández manifestó el temor en el que viven desde que estás personas desconocidas empezaron a ingresar a su predio. “Nuestra situación es muy densa porque es peligroso, no sabemos de qué son capaces, si nos encontramos con ellos solos en el monte, no sabemos qué nos puedan hacer”.

Ambos líderes indígenas, Gabriel y Albino, son férreos defensores ambientales y están desesperados por la inacción de las autoridades, a pesar de las reiteradas denuncias presentadas ante las instituciones, la tala de árboles no cesa y la inseguridad en la que vive la comunidad es inminente.

“Al no recibir respuestas, nos tocó a nosotros como autoridad local, dos veces nos encontramos con estas personas extrañas. Esta situación nos preocupa bastante porque si no intervenimos, si no hacemos algo y dejamos que esto siga ocurriendo, con el tiempo nosotros vamos a sufrir. Sabemos que las consecuencias serán comunitarias, porque la gente extraña se adueña de lo que es nuestro”, expresó Fernández Acosta.Según explicaron los defensores indígenas, de la reserva natural extraen miel de abeja y animales silvestres para el consumo de sus familias, no a gran escala, sino lo suficiente para poder sobrevivir, sin embargo, desde que enfrentan esta situación, adentrarse al monte, es un peligro para sus vidas, por lo que no pueden vivir de forma tranquila como antes.

Antecedentes

El pueblo Enxet es originario de la zona del Bajo Chaco, ellos siempre habitaron esas tierras. En 1991 empezaron a reivindicar sus derechos, por ejemplo, el de reclamar las tierras como suyas. En 1997 se instalaron en la zona donde actualmente viven, y tras muchos años de lucha, por fin en el 2011 la Comunidad indígena Yexwase Yet recibió el título de las tierras de San Fernando. En la actualidad cuentan con una pequeña escuela, un aljibe y tambores de agua para aguantar las épocas de intensa sequía. Para la subsistencia y autoconsumo se dedican a la pesca, la caza y cuentan con una huerta, pero no pueden vender los productos porque no tienen medios ni acompañamiento estatal, que siguen reclamando.

Más Información: Gabriel Fernández, líder indígena; 0972 535181 Walter Isasi, abogado de la Codehupy; 0971 207107

Comentarios