Comité de Naciones Unidas recomienda restablecer Marco Rector

Afirman que es fundamental para evitar abusos sexuales así como la alta tasa de embarazo adolescente, cuya principal causa es la falta de educación.

Piden también que se realicen estudios sobre la mala utilización de agroquímicos, con el fin de eliminar los efectos negativos en las mujeres y sus hijos e hijas.

El comité señala la falta de educación sexual en Paraguay. Imagen ilustrativa.

El comité señala la falta de educación sexual en Paraguay. Imagen ilustrativa.

El restablecimiento e implementación del Marco Rector Pedagógico para la Educación Integral de la Sexualidad es una de las recomendaciones que el comité de expertas en derechos de las mujeres de las Naciones Unidas emitió luego de examinar al Estado paraguayo durante su quincuagésimo período de sesiones, realizado del 3 al 21 de octubre en Ginebra, Suiza.

Consideran que esta política pública del Ministerio de Educación y Cultura es fundamental para evitar las conductas de riesgo y los abusos sexuales contra niñas y adolescentes que persisten en la sociedad. Además, mostraron preocupación por la alta tasa de embarazo adolescente que produce deserción escolar entre las estudiantes y pidieron el cumplimiento de la Ley 4084/10 de protección a las estudiantes en estado de gravidez y maternidad.

La problemática de las mujeres rurales e indígenas también mereció atención del organismo internacional. Solicitan al gobierno que realice estudios exhaustivos sobre las consecuencias negativas de la mala utilización de productos agrotóxicos en la agricultura, con el fin de eliminar los efectos en la salud de las mujeres y sus hijos e hijas. Recomiendan mejorar el acceso de campesinas e indígenas a servicios de salud integral y a la educación, promover el desarrollo empresarial y la capacitación técnica como medio de lucha contra la pobreza.

Deudas del Estado

Las Observaciones finales del Comité CEDAW al Paraguay abordan las principales deudas del Estado con las mujeres y reflejan mayormente las demandas levantadas por organizaciones sociales y feministas desde la coalición que elaboró el denominado Informe Sombra a CEDAW. Dicho documento fue presentado en Ginebra durante la sesión del Comité de expertas, con el objetivo de ofrecer información complementaria al informe oficial del Gobierno. La iniciativa es fruto del constante monitoreo de la sociedad civil y de un proceso participativo de consulta con mujeres diversos sectores organizados, con encuentros realizados en Asunción, Encarnación y Coronel Oviedo. Han adherido a los contenidos y a la presentación de este informe treinta y seis organizaciones de todo el país.

Deber de implementación

Paraguay ratificó sin reservas en 1986 la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés), considerada el tratado internacional más importante para garantizar la igualdad de las mujeres en las esferas civil, política, económica, social y cultural. Debido al elevado rango que otorga nuestra Constitución Nacional a los tratados internacionales de Derechos Humanos, la CEDAW es parte de la legislación paraguaya, de cumplimiento obligatorio para todas las instituciones estatales y debe ser aplicada directamente por los tribunales y el gobierno central. Las Observaciones finales que emite el Comité CEDAW luego de cada examen periódico a los Estados también son de carácter obligatorio ˗debido a que emanan del órgano encargado de monitorear el cumplimiento de la Convención˗ y deben ser implementadas en la brevedad posible por el Poder Ejecutivo, el Congreso Nacional y el Poder Judicial.

Fuente: Ade Comunicaciones.

Comentarios

Publicá tu comentario