Colonos y terratenientes brasileños imponen su ley en Itakyry

Empresarios brasileños que usufructúan ilegalmente tierras fiscales impidieron que representantes de los poderes Judicial y Ejecutivo ingresaran al centro urbano de la colonia Santa Lucía. Desacataron así una orden judicial emanada del Estado. 

Los brasileños utilizaron a sus empleados paraguayos para bloquear la ruta y evitar el loteamiento. Foto: Vanguardia.

Los brasileños utilizaron a sus empleados paraguayos para bloquear la ruta y evitar el loteamiento. Foto: Vanguardia.

En un acto inaudito, que ningún otro Estado del mundo toleraría, colonos y terratenientes brasileños residentes en el  distrito de Itakyry, quienes se apropiaron de miles de hectáreas de tierras fértiles de la Colonia Santa Lucía,  impidieron ayer el paso de una comitiva estatal, bloqueando los caminos que llevan al centro urbano de la colonia.

La actuaria judicial Natalia Martínez y funcionarios y técnicos del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), se trasladaban hacia el centro urbano de la colonia Santa Lucía. Era para dar cumplimiento a una orden judicial que permite al ente agrario tomar posesión de las tierras -originalmente de campesinos beneficiados con la reforma agraria- donde se prevé ubicar a los campesinos sin tierra de Ñacunday. Pero no llegaron a  destino, porque terratenientes y colonos del vecino país residentes en Paraguay y sus empleados paraguayos bloquearon los caminos de acceso con sus tractores, camiones y camionetas. Por esta razón no se hizo cumplir la medida judicial que permitía al Indert recuperar las tierras de los usurpadores.

Los que desacataron dicha medida judicial son miembros de la Asociación de Productores de la Colonia Santa Lucía, una organización integrada en su mayoría por brasileños residentes en el país que compraron ilegalmente miles de hectáreas de tierras de campesinos que se habían beneficiado con la reforma agraria. La compra de esas tierras viola en forma abierta el Estatuto Agrario y las leyes, que contemplan penas tanto para el que vende como para el que compra derecheras.

Según pública el matutino Última Hora,  los manifestantes cerraron el camino vecinal a la altura de unos  4 kilómetros antes de llegar al centro urbano. Se instalaron allí desde las 4.00 de la madrugada de ayer. Otro grupo bloqueó otro punto de acceso a la colonia, ubicada al noreste del Alto Paraná, a unos 160 kilómetros de Ciudad del Este.

Voceros de los empresarios dijeron a la prensa que la medida es por tiempo indefinido. La Asociación es manejada por grandes terratenientes brasileños, muchos de los cuales ni siquiera viven en el país.

Por su parte, el presidente del Indert, Justo Cárdenas, declaró a radio Monumental que denunciará a los colonos por obstruir el cumplimiento de una orden judicial.

Comentarios

Publicá tu comentario