Colombia: han sido asesinados 2.800 sindicalistas desde 1984

Un informe coordinado por la Oficina del Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD) en Colombia, constata un promedio de 100 sindicalistas asesinados por año.

Trabajadores colombianos marchan en protesta por lo que se estima en 100 dirigentes sindicales asesinatos por año en Colombia. Fotografía: NoticiasMontreal.com.

El estudio, que ha vuelto a colocar en la agenda mediática este continuo drama, normalmente demasiado silencioso, recoge información desde 1984 hasta la actualidad. Las cifras son escalofriantes. 2.800 dirigentes sindicales han sido asesinados, lo que supone una media de 100 al año, y el 94,4% de los crímenes permanecen impunes.

La Oficina ha registrado también 216 desapariciones forzadas, 83 casos de torturas y 163 secuestros de sindicalistas.

El coordinador principal del informe, Carlos Miguel Ortiz, ha señalado que, aunque en el informe señala que desde 2003 han disminuido los asesinatos, se ha registrado un incremento de amenazas a los dirigentes y sindicalistas en el país.

“En estos últimos años que se han registrado los más bajos, la más baja fue la de 2010 y estuvo en 30. Para cualquier país 30 ó 20 homicidios de sólo sindicalistas, sin contar los demás, al año, sería muy alta”, señaló Ortiz.

El documento sugiere al Estado iniciativas para una política criminal efectiva, presenta propuestas para alcanzar una reparación individual y colectiva en materia de prevención y protección de los sindicalistas.

Asesinatos sólo por sospecha

De acuerdo con el informe, una de las principales causas de muerte a dirigentes sindicales es la estigmatización por parte de grupos guerrilleros. «Una de las causas principales de estos asesinatos es lo que se denomina prejuicio insurgente, es decir, que por desarrollar una actividad sindical se considera que hacen parte de algún grupo guerrillero o grupo insurgente armado», aseguró Bruno Moro, coordinador Residente y Humanitario de las Naciones Unidas en Colombia.
Se estima también que el 94.4 por ciento de los asesinatos permanecen en la impunidad. A agosto de 2011 tan sólo se registraban 223 sentencias judiciales de más de dos mil 700 homicidios a sindicalistas

Existe un vacío de información del 78.11 por ciento donde no se sabe quiénes fueron los autores ni materiales, ni intelectuales de los sindicalistas. Sin embargo, se estableció que el 14.04 por ciento corresponde presuntamente a grupos paramilitares, 5.09 por ciento a grupos guerrilleros y 1.69 por ciento, a agentes del Estado.

La palabra «sindicalista» era para los paramilitares equivalente a apoyar a la guerrilla. Con esa premisa fueron ordenados los asesinatos de decenas de sindicalistas, según un balance de la Fiscalía sobre 28 de esos crímenes que terminaron este año en condenas.

Según el ente investigador, los ‘paras’ que han declarado en Justicia y Paz han confirmado que «la simple sospecha» era motivo suficiente para ordenar los homicidios.

Desde 2003 han disminuido los asesinatos pero se ha registrado un incremento de amenazas a los dirigentes y sindicalistas.

Los lugares

La violencia contra sindicalistas está concentrada mayoritariamente en cuatro departamentos del país: Antioquia, Valle, Santander y Cesar.

Las ciudades en las cuales se han registrado más asesinatos son Medellín, Cali, Barranquilla y Montería.

«Antioquia ha sido uno de los departamentos más afectados por la violencia a esta población al igual que Valle, Santander y Cesar, en ese orden.

“Sin embargo, otros departamentos en los que se ha venido aumentando el número de asesinatos son Nariño y Córdoba, que está muy relacionado con las denominadas bandas criminales emergentes, conocidas como Bacrim», aseguró el coordinador del informe.

Estas bandas emergentes, según estudios del tema, son como un híbrido entre mafias, grupos paramilitares y bandas de delincuencia común más relacionados con el narcotráfico que con el paramilitarismo.

Por su parte, los sindicatos más afectados han sido la Federación Colombiana de Educadores, Fecode; Sintrainagro, de trabajadores bananeros y la Unión Sindical Obrera de la industria del petróleo, USO.

La cifra podría ser mayor

Datos de la Escuela Nacional Sindical (ENS), considerada la principal asociación civil colombiana en el tema, consignan un total de 51 sindicalistas asesinados en 2008, 47 en 2009, 51 en 2010 y 26 entre enero y el 15 de noviembre de 2011. La Escuela Nacional Sindical colombiana considera que de los 51 sindicalistas asesinados en 2010, 29 serían docentes.

Ya a principios de 2011, desde la escuela expresaron su “preocupación”, ya que los datos de los informes de la Oficina del PNUD “no corresponden con la realidad registrada por la ENS, ni con los registros del Observatorio DDHH y DIH de la Vicepresidencia de la República”. Es decir, las cifras aportadas por la comisión de la ONU podrían ser aún mayores.

Otras voces, como la del director de Human Right Watch para América Latina, José Miguel Vivanco, han denunciado que la imagen edulcorada que se tiene de Colombia es “producto del trabajo de las operaciones de lobby que se hacen en Washington”. En una entrevista con Público, Vivanco denunció inversiones millonarias de Uribe en firmas que le “ayudan a promover su imagen en EEUU”.

“Colombia es el país que tiene la crisis humanitaria y de derechos humanos más seria de todo el continente. Sin embargo, estos temas no son objeto de discusión”, lamentaba Vivanco.

Fuente: LibreRed.net.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.