Colombia: ¿A qué va Santos al Caguán?

Este 19 de febrero se desplaza a San Vicente del Caguan, donde se realizaron los diálogos de las Farc y Pastrana en el año 2000, el señor Juan Manuel Santos. Su presencia allí ocurre después de conocidos los resultados de la más reciente encuesta que indican su caída en los niveles de aceptación de su gestión y el fracaso de su proyecto de reelección por otros cuatro años más en la Casa de Nariño. 

Juan Manuel Santos, presidente de Colombia. Foto: www.kienyke.com

El objetivo es la entrega de 100 mil hectáreas de tierras que según la propaganda oficial pertenecían a las Farc. Se quiere mostrar que la Ley de víctimas y restitución de tierras arroja resultados cuando la realidad de su fracaso es un hecho como lo han demostrado los debates de senadores de la oposición democrática en el Congreso de la República.
Sin embargo la realidad es otra. Los campesinos de la región han expresado en varias asambleas comunales realizadas recientemente que lo que se dará hoy es la legalización de un despojo por parte de los militares y paramilitares que operan en llave, de centenares de predios que pertenecían a campesinos pobres.

Santos hará entrega este 19 de febrero de títulos de tierras a miembros del Ejército (Coroneles, Capitanes, tenientes y sub oficiales) y sus testaferros paramilitares, de tierras que les fueron cercenadas a miles de labriegos que hoy están en condiciones de desplazamiento forzado en los centros urbanos.

Con esta medida el jefe de la Casa de Nariño pretende bajar la presión de la ultraderechista y uribista cúpula militar que está demandando la suspensión de la Mesa de Conversaciones de paz de La Habana mediante memoriales que se han comunicado por los generales en los Consejos de Seguridad realizados recientemente en la Casa de Nariño. Ya es bastante conocido el altercado y la presión vociferante de jefes militares que amenazan ciertas instituciones de no ser cancelados los diálogos de paz con las Farc.

Con las supuestas entregas de tierras a los seudocampesinos de San Vicente del Caguán, el Ministro de Agricultura pretende correr una cortina de humo frente a su fracaso político con el campo, hundido en ruinas. Es la razón por la cual las protestas de los agricultores ligados al café el maíz el arroz, el algodón y otros productos están exigiendo su renuncia inmediata del alto cargo que ostenta, aunque lo nombren en la Junta Directiva del Banco de la República para llenar una de las dos vacantes existentes.

Santos va al Caguán a intentar tapar su fracaso y a sacar pecho contra la resistencia campesina revolucionaria invicta.

Comentarios

Publicá tu comentario