CJ Ramone: “No se trata de mí, sino de mantener vivo el legado de Los Ramones”.

Entrevista exclusiva al ex Ramones, quien estuvo por Asunción en febrero.

CJ Ramone en el Covenant Rock Fest. Foto: Tati Rodas.

Por Roque Martínez

Este sábado toca “Marky Ramone´s Blitzkrieg” con el ex baterista de la legendaria banda, para cargarnos las pilas con la onda Ramones y tomar inspiración para el concierto de esta noche les acercamos esta entrevista exclusiva realizada por Roque Martínez a CJ Ramone en su paso por Asunción.

La nota

CJ Ramone pasó por Asunción en febrero pasado y rindió homenaje a su ex banda, ante a un público que prácticamente llenó las instalaciones de la vieja estación del ferrocarril, en la que fue la primera edición del Covenant Rock Festival. Antes de subir al escenario, CJ se tomó unos minutos para contarnos acerca de su presente y sobre lo que significó haber formado parte de una de las bandas más influyentes de la historia del rock and roll: Los Ramones.

CJ: el recién llegado
Christopher Joshep Ward se encontraba en un reformatorio militar cuando recibió la llamada donde le anunciaban que era el nuevo bajista de Los Ramones. Aquél día nacía CJ Ramone. Anteriormente, se vio obligado a desertar para ir a la audición por el puesto vacante que había dejado el gran Dee Dee Ramone (reconocido como uno de los mejores compositores de punk rock de la historia). Entonces, CJ volvió al reformatorio, recibió la noticia y no le quedó otra que empezar a contar los días para salir y unirse a la banda.

“No creo haber reemplazado a Dee Dee. Yo tenía un trabajo que hacer y lo único que pensaba era en hacerlo lo mejor posible. Dee Dee hubo uno solo. Él fue uno de mis ídolos y repito: nadie podría reemplazarlo. Lo único que te puedo decir es que ser fan y después formar parte de Los Ramones fue una extraña situación, bastante difícil, pero también una experiencia absolutamente divertida”, asegura el bajista.

CJ tenía apenas 24 años cuando entró a los Ramones (hoy tiene 46) y no pasó mucho tiempo para que fuera apodado como The Little Ramone, ya que era el integrante más joven de la banda. “Ellos llevaban años de gira y no se impresionaban por muchas cosas. En cambio, yo era el nuevo y sentía todo lo contrario, me sorprendía todo lo que veía a mi alrededor. Era como el travieso hermano menor en Los Ramones”, recuerda CJ entre risas.
Desde su llegada, CJ inyectó sangre nueva a la música de los Ramones durante los siete años que estuvo en la banda. Fue parte de la formación que registró verdaderas joyas del punk rock, como el recordado Mondo Bizarro – disco que marcó un antes y un después en la carrera de los Ramones – y le puso la voz principal a nada menos que cinco de las trece canciones del último álbum de la banda: ¡Adiós Amigos! título que dedicaron a los fans latinoamericanos que llenaron cada recinto donde tocaron durante buena parte de los 90’s.

"A mí me hubiese gustado continuar, pero yo era el más joven y ellos…” CJ sobre los Ramones. Foto: Tati Rodas.

Los eternos Ramones
Según los más allegados, la relación interna entre los propios Ramones nunca fue la mejor, Joey y Johnny nunca estaban de acuerdo en nada y prácticamente se odiaban, fue por eso que Dee Dee se marchó. Incluso Joey escribió canciones contra el guitarrista, que luego se convertirían en grandes hits de la banda, (recordar la genial The kkk took my baby away) pero ellos aprendieron a vivir así.
No obstante, durante los últimos años de Los Ramones todo empeoró y fue Joey quién dio el puntapié inicial para la separación del grupo, también movido por la enfermedad que lo aquejaba.

“Todos se querían separar en ese momento. No sólo Joey porque estaba enfermo, Johnny  ya estaba harto de hacer lo mismo durante tantos años, porque no importa que tan bueno sea lo que uno haga, siempre se vuelve difícil si haces lo mismo durante tanto tiempo. A mí me hubiese gustado continuar, pero yo era el más joven y ellos…”, confiesa un nostálgico CJ.
Los Ramones se presentaron en el estadio de River Plate, en Argentina, ante 45.000 personas, antes de tocar por última vez en vivo el 6 de agosto de 1996 en Los Ángeles, California. Entre los varios amigos que los acompañaron esa noche sobre el escenario estuvieron: Eddie Vedder de Pearl Jam, Chris Cornell de Soundgarden, Tim Amstrong de Rancid y el gran Lemmy Kilmister de Motorhead, por citar algunos.

“No me gustó el último show, me pareció estúpido. Los fans de los Ramones no querían ver a la otra gente. Eso no significa que no respete a los demás, fue grandioso tocar con Lemmy, pero me pareció una forma barata de vender un producto, porque después lanzaron un video con todos los famosos que estuvieron con nosotros, por eso me pareció estúpido”, dice CJ.
Hoy los Ramones son casi glorificados, no solo por sus fans, sino por músicos de todos los ámbitos y estilos, eso es un hecho que no lo discute nadie. Pero también es bien sabido que durante su larga carrera fueron ignorados por gran parte de la prensa.

“Los Ramones nunca tuvieron el apoyo ni de las radios, ni de MTV. Todo lo que conseguimos en nuestra carrera fue por nuestro propio esfuerzo, sin la ayuda de nadie a través de los años. Ahora nos incluyeron en el Hall of Fame of Rock and Roll y nos dieron un Grammy, pero eso no significa nada para la carrera de Los Ramones”, asegura CJ.

Los Ramones inspiraron a miles de chicos alrededor del mundo a formar sus bandas, ellos eran adelantados a su época, fueron el primer grupo punk de la historia, pero también fueron una banda maldita. La fatalidad encontró a tres de ellos tan sólo unos años después de que decidieran ponerle punto final a sus carreras. El adorado cantante, Joey Ramone, murió a causa del cáncer en abril de 2001, lo siguió el genial bajista Dee Dee Ramone, tan solo un año después, debido a una sobredosis de heroína y también víctima del cáncer, dejaba este mundo el legendario guitarrista Johnny Ramone, en septiembre de 2004.

Daniel Rey en el Covenant Rock Fest. Foto: Tati Rodas.

Sobrevivir a Los Ramones
Inmediatamente después de la separación, CJ formó Los Gusanos, grupo con el cual editó un disco. Luego lideró a Bad Chopper, pero la vida no fue nada fácil para el bajista y no pudo darle continuidad a ambas bandas. “Tengo un hijo autista y cuando lo diagnosticaron, decidí parar. Por eso se terminó Los Gusanos. En tanto que con Bad Chopper, el guitarrista era bastante inestable. Tenía serios problemas con el alcohol, murió el año pasado y no quería seguir sin él en la banda. Por eso ahora me presento como CJ Ramone”.

Mientras CJ realizó ésta pequeña gira por Paraguay y Argentina, (Asunción fue la primera parada de sus tres únicas presentaciones en Sudamérica, luego hizo escala en Córdoba y finalizó en Buenos Aires) tuvo que interrumpir la grabación de su primer disco solista, el cuál llevará el nombre de Reconquista. La banda que lo acompaña está formada por Michael Stamberg en batería y por quién fuera productor y compositor de buena parte de los últimos discos de los Ramones: Daniel Rey en guitarra.

“Con Daniel nos conocemos desde que entré en Los Ramones. Él hizo todo el trabajo de producción con nosotros por un buen período de tiempo. Siempre fue una opción obvia para mí, porque él sabe muy bien qué clase de sonido es el que me gusta”, dice CJ.

Con respecto al disco y su título en castellano, explica: “Reconquista es un término que representa lo que estoy haciendo, volver a tierras por donde ya estuve. Pasa que estuve alejado de la música por un largo tiempo y ahora estoy tratando de recuperar mi vida. Pero en realidad esto no se trata de mí, sino de mantener vivo el legado de los Ramones”.

El Trío en el Covenant Rock Festival. Foto: Tati Rodas.

Héroes de nuestra adolescencia punk
El punk no sólo es música, es una actitud ante la vida que algunos lo llevan muy en serio. ¿CJ, como ves la escena punk actualmente? “No veo ninguna escena punk y no sólo en Estados Unidos. Es más como el pop ahora, todos quieren vender miles de discos y ser famosos, hay mucha diferencia a como era cuando yo era joven. Antes nosotros hacíamos nuestras propias remeras, hoy van al shopping a comprarse una y luego ya se creen punks. Realmente creo que todas esas cosas que decían los grupos punks en el comienzo se volvieron realidad. Todos cayeron en lo que es el consumismo, solo piensan en comprarse el último teléfono o el nuevo auto y naturalmente el punk rock está en contra de todo eso”.

“Esta gira va para la gente nueva que escucha a los Ramones, porque eso es lo que importa”, dice CJ. Los Ramones hace 15 años que no existen, pero su música seguirá viva por siempre en los miles de fanáticos que se multiplican con los años alrededor del mundo y en todos aquellos que saltaron, bailaron y cantaron junto al bajista en aquella noche del 10 de febrero en nuestro país.

CJ Ramone ofreció en Asunción un tremendo show a quienes no tuvieron, ni van a tener jamás la chance de ir a un concierto de los Ramones, en un Ferrocarril colmado de gente como nunca antes, donde treintones, veinteañeros y adolescentes hicieron retumbar el lugar coreando con los puños en alto el hey ho let’s go! aquél famoso grito de guerra de la banda que tanto adoran y que lo volverán a hacer el próximo 28 de mayo cuando se presente por tercera vez en Paraguay, el gran Marky Ramone.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.