Ciudad del Este y su plan de desarrollo

Ciudad del Este está en crisis. El comercio fronterizo entró en terapia intensiva. Sólo este año, cerca de 2.000 personas quedaron sin empleo. Hay imágenes que son postales del pasado, como el Puente de la Amistad lleno de vehículos y personas transportando mercaderías. La afluencia de compradores no es la de antes. Hoy se ven largas filas de taxis, furgonetas y mototaxis, parados a la espera de algún “sacoleiro”.

Estamos ante la crisis de un modelo económico basado en la informalidad. El comercio dependiente de una clientela mayoritariamente brasileña, sucumbe ante la mirada de quienes para poder trabajar, aprendieron a hablar en portugués.

Se calcula que el microcentro de Ciudad del Este emplea a unas 40 mil personas. Con esta crisis, al menos el 20 por ciento de los comercios despidieron empleados. Estas cifras son sólo aproximaciones de la Cámara de Comercio. La Dirección Regional del Trabajo tampoco maneja números exactos, debido a que la mayoría de estas galerías, shoppings o locales comerciales, están en poder de chinos, japoneses, árabes, brasileños, y en un menor porcentaje, de paraguayos, que no comunican la cantidad precisa de empleados.

Como causas de la crisis se menciona que los compradores brasileños dejan de venir a Cuidad del Este por una retracción en la economía de su país, que la clase media del Brasil está endeudada por el uso excesivo de las tarjetas de crédito, que la diferencia cambiaria entre el dólar y el real no favorece al comprador brasileño. Es que en esta ciudad paraguaya de frontera, los grandes negocios se hacen en dólares, no en guaraníes.

Pero… ¿Cuál es la causa real de la crisis? ¿Cuáles son las alternativas para enfrentarla y superarla? Brasil implementa un riguroso control para impedir el ingreso de productos desde Paraguay, redujo los impuestos en productos de informática, y cada cierto tiempo desarrolla operativos militares, para el combate a los delitos transnacionales como el contrabando, el tráfico de armas, drogas y otros.

Actualmente, el sector empresarial y las autoridades locales, regionales y nacionales, decidieron abordar esta crisis, enfocando su mirada en la imagen de la ciudad y sus deficiencias, que son producto de una pésima gestión de los organismos estatales. Concluyeron que es necesario diseñar un plan para ordenar el caos vehicular, crear mejor infraestructura, garantizar los servicios básicos, hacer de Ciudad del Este un lugar atractivo y de esta manera, reactivar el movimiento comercial e incentivar el turismo.

Ciudad del Este contará con un plan director después de 56 años de fundación y de una década de poder municipal, a cargo de un mismo grupo político y familiar.

El urbanista brasileño Cassio Taniguchi fue contratado por la Asociación Plan de Desarrollo del Este, integrada por empresarios de la capital paranaense. El sector privado invertirá 490.000 dólares en la contratación de la empresa URBTEC, de los hermanos Taniguchi, para el diseño del plan director urbanístico. “Será un regalo para la ciudad”, dicen los involucrados en el proyecto. Sostienen que la ejecución de este plan, estará a cargo del Gobierno local, departamental o nacional, según la capacidad financiera de cada institución para invertir en las obras requeridas.

¿Un regalo para la ciudad? ¿Desde cuándo el sector empresarial “regala” algo? Me cuesta creer en semejante benevolencia. Solamente el grupo Cartes, invirtió 50.000 dólares para la contratación de Taniguchi y en dos semanas, el sector empresarial de Ciudad del Este juntó el 50% del costo del contrato.

Llama la atención que empresarios financien un plan para desarrollar Ciudad del Este y que a la vez prometan un proyecto inclusivo y participativo. Una vez terminado, este plan será aplicado también por la Municipalidad, cuya administración oculta información sobre su cantidad de funcionarios, que no paga salarios por meses, que debe un año de aporte al Cuerpo de Bomberos Voluntarios, que no aporta a la Gobernación el 15% de su recaudación en impuestos inmobiliarios como establece la Constitución Nacional y que también debe a sus proveedores.

Pese a sus deudas, esta administración municipal pidió una ampliación presupuestaria de 3 mil millones de guaraníes, que fue aprobada por la Junta Municipal. Sin embargo, los propios concejales no recuerdan el momento de la aprobación, ni saben de dónde saldrá el dinero para solventar el presupuesto ampliado, que llega a los 192 mil millones de guaraníes.

La misma administración municipal que presentó un recurso de inconstitucionalidad para que la Contraloría General de la República no audite su gestión, que carece de control por parte de la Junta Municipal, se encargará de ejecutar este plan de desarrollo financiado por el sector privado.

¿Qué se puede esperar de un plan “regalado” por empresarios a una administración municipal de dudosa transparencia? Otras preguntas: ¿Por qué el sector empresarial opta por impulsar obras de infraestructura en comunión con una Municipalidad sospechosa de corrupción y no se preocupa por la formalización de Ciudad del Este?

¿Qué hay de la informalidad en el comercio fronterizo? ¿De los puertos clandestinos, los delitos transnacionales, la evasión impositiva, la triangulación? ¿No son estas también causas de la crisis?

Urge un plan director, pero esta debería ser responsabilidad exclusiva del Estado, a través del Gobierno local, no del sector empresarial con intereses particulares bien marcados. ¿Se puede esperar una verdadera participación de todos los sectores en el diseño de este plan, cuando está financiado por un sector de élite?

La crisis que atraviesa Ciudad del Este requiere una transformación del modelo que sustenta su economía, y no solamente un cambio de imagen. Las obras de infraestructura, el ordenamiento del tránsito y los servicios básicos, son urgentes y necesarios, pero no son el problema central de la crisis.

Quisiera  creer en las buenas intenciones de los impulsores de este plan, que será un proyecto de desarrollo sustentable e inclusivo, que las obras serán desarrolladas en forma transparente. Para no ser aguafiestas, les doy el beneficio de la duda.

 

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.