Cifras de inversiones bajo el régimen de incentivos fiscales son falsas, asegura economista.

Respecto a la estrategia del actual gobierno de “atraer inversiones extranjeras, a partir de la generación de bajas tasas impositivas y regímenes especiales” el economista Fernando Masi considera pertinente evaluar si los beneficios de estos regímenes son mayores a los costos que generan al fisco (a partir de las bajas tasas impositivas), aspecto que no podrá ser conocido en tanto no se aplique mayor transparencia informativa a estas inversiones. Así lo planteó en su artículo “Inversión extranjera y transparencia”, de la edición N° 26 de Economía y Sociedad, publicación perteneciente al Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (CADEP).

Para Masi, existe un desconocimiento casi total de los montos de inversión reales que han generado los diversos regímenes especiales a lo largo de las dos últimas décadas, en tanto tampoco se conoce si los beneficios de estos regímenes han sido lo suficientemente significativos.

Cita como ejemplo, las inversiones realizadas en el régimen de maquila y la información disponible sobre éstas: El portal web del Ministerio de Industria y Comercio (MIC) solamente publica la cantidad de empleos creados a través de este régimen, no así los montos de inversión ni los sectores explotados. “Siendo la industria maquiladora, por su naturaleza, desarrollada casi totalmente con inversión extranjera y orientada en un 90% a los mercados externos, las exportaciones de productos maquilados no han pasado de US$ 140 millones anuales. Una suma pequeña cuando se considera que el total de las exportaciones de manufacturas del Paraguay en el último año fue de alrededor de US$ 3.000 millones”, advierte.

Masi afirma que, en caso de que la actividad maquiladora dentro del sector industrial y en el conjunto de la economía resulte poco significativa, “es probable que el volumen de inversión no compense los ingresos que el Estado deja de recibir por los impuestos no cobrados”.

Cifras falsas

En esa misma línea, el autor advierte que las cifras de inversiones bajo el régimen de la Ley 60/90 (brinda exoneraciones fiscales y municipales a empresas nacionales y extranjeras) que los sucesivos gobiernos vienen publicando no son reales, puesto que los montos que los informes oficiales muestran corresponden a proyectos aprobados, no a inversiones realizadas. Lo mismo que los datos de mano de obra indican el número de puestos de trabajo a crearse con las inversiones proyectadas, pero no la cantidad de empleos que realmente fueron creados.

Señala como principal problema, el hecho de que tras la aprobación de la Ley de Inversiones en 1990 ninguna administración de gobierno, y del MIC en particular realizó una tarea de seguimiento de los proyectos aprobados, razón por la que no existe ninguna estadística de montos efectivamente invertidos, del origen nacional o extranjero del capital de las empresas beneficiadas, de los sectores en que las inversiones fueron radicadas, ni de la cantidad real de empleos creados. Y en caso de existir algún registro de estas informaciones, el mismo no ha sido dado a conocer en forma pública.

Esta misma experiencia se ha vivido en otros espacios, como en el régimen de materias primas, el régimen Automotor Nacional (RAN) o el régimen de Bienes de Alta Tecnología (BAT), careciéndose de información con relación al impacto real de estos regímenes especiales para la economía paraguaya, que han actuado como atractivos a la inversión extranjera. En tanto, se siguen haciendo presentaciones oficiales “sin datos claros y sin análisis internos que a los funcionarios técnicos del gobierno les conviene realizar”, concluye.

Fuente: CADEP

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.