¿cierran? comunitaria

Opinión de Agustín Barúa sobre el cierre de la carrera de Psicología Comunitaria en la Facultad de Filosofía UNA.

Por: Augustín Barúa

Agustin Barua, a la izquierda en la foto. Imagen: CIDAC.

«acá dicen lo mismo: que ciencias sociales no es rentable en derecho»

                          (sociólogo hablando de la facultad de ciencias jurídicas una)

«a mi no me llamen si no es para quemar esa facultad»

(egresada de psicología comunitaria una tras enterarse del cierre)

 

la especialidad de pregrado de comunitaria (psicología, universidad nacional de asunción – una) fue cerrada por decisión del consejo directivo el 13 de marzo, según informaron representantes estudiantiles david roa y adriana valdez [2].

mucho se ha criticado al modelo de universidad hegemónico (mercantilista, elitista, colonizador, banalizante, patriarcalista, verticalista, patrimonialista… ) en paraguay. si las ganas de este escrito fueran listar (o caracterizar) este patrón, quizás sería redundar, mal.

contar que cada año hubo sabotajes (desinformación, rumores de cierre en marzo y abril, falta de papeles para inscripción, ausencia en la web de la carrera, ambigüedad de la coordinación de la especialidad respecto a estos ataques) es pensar que la especialidad se creó “pese a” y no “gracias a”.

contar que los primeros años de la carrera –con alguna excepción- el curriculum nunca fue de “área básica”, abierto, nunca se trabajó para que ni el curriculum ni lxs estudiantes fueran sensibles a la apertura de la especialidad de comunitaria.

quizás lo mejor sea contar algo, un chiqui, de comunitaria.

como aquella vez que moni puteó diciendo que para acercarse a un líder juvenil en calle, uno no se acerca sin permiso; que eso se entiende como provocación directa.

o la vez que le pregunté a un niño en el bañado sur (sin pensarlo, obvio) “¿ya tomaste tu café con leche?”;  segundos después de un silencio largo de este niño, alguien me susurrará “acá casi nadie desayuna eso… cocido, a veces con leche”.

o como cuando jaz (enfermera de un equipo de salud de la familia) decía que en su primer trabajo de salud mental, la marcó el haber apoyado un acompañamiento a una madre (en el velorio de su hijo que se había suicidado la noche anterior) espantando moscas sobre el cajón, mientras conversábamos con esa madre.

o cuando césar se sorprendió de que usemos, como profesionales, yuyos como opción legítima de los saberes populares (y no el consabido “medicamento”).

o cuando con fede y césar conversamos una hora a través de una ventana con una mujer que nos puteo muchísimo, nos contó su dolor, y logramos hacer juntxs un plancito en el que ella aceptó reiniciar su medicación.

o cuando fuimos con gus a conversar desde la chaca con una madre de un chespirito (usuario de chespi – crack), vendedora ambulante que labura frente a casa paraná, sentados en el umbral de un negocio, pensando juntxs.

o cuando con miedo, se acompañó la marcha frente a las casas de los vendedores de crack y a la narcocomisaría en el bañado sur, organizada por el grupo de madres luchadoras por la salud de sus hijos.

o cuando silva y adri trabajaron con los jóvenes de la pastoral juvenil del bañado sur un acróstico con la palabra chespi buscando el dialogo mas allá de los etiquetados (jóvenes “buenos” y ”malos”).

o cuando oreja y marito comenzaron a orillas del arroyo ferreira a trabajar con los usuarios de crack desde el modelo de reducción de daños, defendiendo que “los drogadictos” por más que reivindiquen su droga no dejan de tener derechos.

o cada vez que las agentas comunitarias de los equipos de salud de la familia (aps, atención primaria de salud) nos recuerdan -con sus sabidurías y sus cansancios- que “la cabeza piensa donde los pies caminan”.

toca defender comunitaria una… solo con rabia no se puede, sin rabia: tampoco.

si, es bueno saber que comunitaria seguirá abierta: desde las ligas agrarias cristianas o desde calle escuela hasta tava guaraní o la comunidad académica de psicología comunitaria ahora, en todas las tradiciones y presentes de lucha en una sociedad tan groseramente desigual como esta.

eso, no lo pueden cerrar.



[1] agus barúa caffarena. ex docente de psicología comunitaria una (2004 – 2009).

[2] http://www.facebook.com/groups/188057767961223/doc/205837436183256/

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.