Choferes de la Línea 49 cumplen más de 100 días crucificados

Choferes que fueron despedidos de la Línea 49 por intentar conformar un sindicato para exigir el cumplimiento de sus derechos laborales cumplen este sábado 102 días de haber tomado la decisión de crucificarse para exigir la reposición en sus puestos de trabajo.

Los choferes de la Línea 49 denuncian que 51 trabajadores fueron despedidos tras intentar conformar un sindicato a fin de hacer cumplir jornada laboral de 8 horas, el salario mensualizado, las vacaciones pagas y el seguro social. De su lado, la empresa propiedad del diputado liberal Celso Maldonado asegura que solo fueron despedidos 11 trabajadores y que el resto se declaró en huelga.

Un total de 23 trabajadores se encuentran crucificados desde hace 102 días, cuatro se han atravesado la boca con clavos y 15 están en huelga de hambre hace más de un mes. Cuatro están presos en la cárcel de Tacumbú y otros 10 están imputados por “perturbación de la paz pública” tras una manifestación realizada frente a la parada de la empresa en la ciudad de Limpio.

El ministro del Trabajo, Guillermo Sosa, en reiteradas ocasiones ha salido a defender los despidos efectuados por la empresa y acusó a los choferes de hacer un “chantaje social” con la medida extrema que tomaron. Dijo que el ministerio no reconoce el sindicato porque supuestamente los choferes no cumplieron con los requisitos para la inscripción.

Por su parte, trabajadores del transporte anunciaron un paro general de 48 horas para el 2 y 3 de noviembre en apoyo a las reivindicaciones de los choferes de la Línea 49, en rechazo a cobro de peaje bidireccional desde el próximo año y contra la suba encubierta del pasaje de G. 2.300 a G. 3.400 con la llegada de los buses climatizados, que fueron adquiridos con un subsidio estatal de 11 millones de dólares. A pesar del dinero público regalado a los empresarios, se impuso un pasaje más caro a la ciudadanía.

También repudian la política del ministro Sosa, quien ha asumido la defensa de los abusos de la patronal y extorsiona a los trabajadores para no sindicalizarse a cambio de ser repuestos en sus puestos de trabajo.

Comentarios

Publicá tu comentario