Choferes cumplen tres semanas crucificados

El ministro del Trabajo, Guillermo Sosa, calificó de "chantaje" la protesta de los choferes. Foto. ip.gov.py.

El ministro del Trabajo, Guillermo Sosa, calificó de «chantaje» la protesta de los choferes. Foto. ip.gov.py.

Tras permanecer tres semanas frente a la parada de la empresa La Limpeña y ante la nula atención a sus reclamos, los choferes se instalaron frente a la sede del Ministerio del Trabajo, Empleo y Seguridad Social (MTESS) en Asunción exigiendo la reposición de 51 trabajadores que fueron despedidos tras formar un sindicato.

Juan Villalba, presidente de la Federación Paraguaya de Trabajadores del Transporte, explicó que actualmente 23 trabajadores se encuentran crucificados, además de otros dos que se atravesaron la boca con clavos como señal de que en el país no existe libertad de expresión, pues 11 trabajadores están procesados por “perturbación de la paz pública” tras una manifestación realizada frente a la parada de la firma en la ciudad de Limpio.

La protesta se había realizado en reclamo de las ocho horas de trabajo, salario mensualizado, vacaciones y seguro social. Denuncian que actualmente los trabajadores tienen jornadas de 16 a 17 horas, un hecho que fue admitido por el propietario, el diputado liberal Celso Maldonado, quien señaló que paga por redondos, es decir por la cantidad de viajes realizados, por lo que a los choferes “les conviene” y trabajan largas horas “porque quieren”, según declaraciones citadas por el sitio Noticias Destacadas.

Villalba trató al ministro Guillermo Sosa de “inútil e incompetente” por avalar los abusos de la empresa y por mentir al decir que la firma cumple con todas las leyes laborales. Sosa incluso había calificado de un “chantaje” la medida de los trabajadores por recurrir a la flagelación para hacer escuchar sus demandas y adujo que la patronal tiene toda la libertad de echar a sus empleados cuando así lo desee, con el correspondiente pago de la indemnización. Así también a través de la demora en el reconocimiento del sindicato deja sin representación a los trabajadores.

El sindicalista también denunció que los choferes son obligados por el diputado Maldonado a realizar campaña política a favor de su hija Belén Maldonado, quien se candidata a concejala en el municipio de Luque y que había sido echada de la Universidad Católica tras el escándalo de la compra de notas.

Comentarios

Publicá tu comentario