Centrales sindicales propusieron mesas temáticas para discutir problemas sociales

Tras la huelga general del pasado miércoles 26 de marzo, los representantes de las centrales sindicales mantuvieron una reunión el jueves con el gobierno para discutir las reivindicaciones del sector obrero.

Vista de la reunión del gobierno con las centrales sindicales. Foto: Agencia de Información Paraguaya.

Vista de la reunión del gobierno con las centrales sindicales. Foto: Agencia de Información Paraguaya.

La propuesta de los sindicatos para seguir dialogando fue que el gobierno no emprenda ningún tipo de persecución contra los trabajadores que se plegaron a la huelga y que la medida no sea declarada ilegal.

El vicepresidente Juan Afara, quien fue el representante del Ejecutivo, quedó en plantear el tema al presidente Horacio Cartes y a los asesores jurídicos para dar cobertura legal al acuerdo, informó Julio López, presidente de la Confederación de la Clase Trabajadora (CCT).

El principal planteamiento de los sindicatos fue la creación de mesas temáticas para abordar los problemas sociales que aquejan al país de tal forma a ir consensuando propuestas de solución.

Eduardo Arce, también miembro de la CCT, señaló que una vez que el gobierno demuestre una verdadera voluntad política de dialogar, no emprendiendo ninguna represalia contra los funcionarios que se adhirieron a la medida de fuerza, se podrá seguir conversando. Esto en referencia a las denuncias de que en los ministerios se están elaborando listas de las personas que no acudieron a trabajar el 26 de marzo para aplicar descuentos.

“Si el gobierno no demuestra voluntad no hay nada de qué hablar”, expresó Arce, quien mencionó que uno de los temas más urgentes es la situación de los campesinos presos por la masacre de Curuguaty, quienes llevan adelante una huelga de hambre de 42 días que ya está afectando la salud de los labriegos.

Entretanto, Bernardo Rojas, de la Central Unitaria de Trabajadores Auténtica (CUT-A), apuntó sobre los temas que se plantearán en las mesas temáticas que  los puntos referentes al reajuste salarial, la generación de empleo, seguridad social, libertad sindical y contratación colectiva deben solucionarse a corto plazo, pero en lo que respecta a la derogación de la Ley de Alianza Público-Privada (APP) es un tema más de mediano plazo.

Ninguna negociación

El vicepresidente Afara expresó que el gobierno está demostrando una voluntad de dialogar y auguró que los resultados serán auspiciosos, aunque aclaró que no se está entablando ninguna negociación.

 «Acá no vinimos a negociar nada, vinimos a hablar, a conversar, a hablar porque el gobierno tiene voluntad política, porque el gobierno respeta a sus trabajadores, lo que queremos es que se construyan acuerdos y consensos que vayan en beneficio de todos», dijo Afara citado por la estatal Agencia de Información Paraguaya.

El pasado miércoles se realizó una huelga general en reclamo de la derogación de las leyes de Alianza Público-Privada (APP), de militarización, por el reajuste salarial del 25%, por el control de precios, por la libertad sindical, contra la suba del pasaje, por la reforma agraria, por la libertad de los campesinos presos por la masacre de Curuguaty y la recuperación de las tierras de Marina Cue, entre otros puntos.

Luego del gran éxito de la medida, que prácticamente paralizó el país, el gobierno llamó a una mesa de diálogo para discutir la propuesta de los trabajadores.

Por otra parte, este viernes el presidente Cartes confirmó como ministro del Trabajo a Guillermo Sosa, quien luego de la creación de la cartera se venía desempeñando como encargado de despacho.

Comentarios

Publicá tu comentario