Censo 2012 rumbo al fracaso: acusan que bicicletean con honorarios de los censistas

Centenares de denuncias de personas que no han sido visitadas y el incumplimiento del pago de los honorarios a quienes realizaron la tarea de recolección de datos llevan camino al fracaso al Censo 2012. A esto se suman denuncias de persecución y amedrentamiento a quienes reclaman.

 

Trabajadores censistas reclamando sus haberes. Fuente: Eduardo Arce

“Nosotros terminamos el trabajo y no hemos cobrado aún lo que nos corresponde. Nos pagan en cuotas y atrasado y así no nos sirve el dinero. Acá hay una ‘bicicleteada’ jefe con nuestra plata”, dijo a E’a un grupo de censistas que se manifestaban en Asunción reclamando el cobro de sus haberes.

Además del atraso en el cumplimiento del pago de sus haberes, los trabajadores denuncian “persecuciones, todo tipo de maniobras, maltratos sicológicos, amedrentamientos y presiones que se ejecutan por parte de coordinadores y técnicos zonales”.

En una carta presentada a la directora de la DGEEC, Zulma Sosa, repudiaron “este tipo de actitudes por parte de los jefes” y sostuvieron que estos hechos “no son aislados ni constituyen coincidencias pues se viene repitiendo en el marco de las protestas, denuncias y medidas de fuerzas tomadas por nosotros debido a la falta de pago, a las humillaciones y todo tipo de crisis financieras y morales que estamos sufriendo por su culpa”.

La carta enumera “algunos hechos concretos” que se refieren a “presiones de coordinadores y técnicos para entregar todos los datos e indumentarias, a sabiendas que no estamos entregando porque es una garantía de cobro de nuestros haberes, a más tarden en abonar, más tiempo lo tendremos en nuestro poder”.

Denuncian que reciben “llamadas y mensajes para ejercer esas presiones, llamadas policiacas por parte de gente a su cargo para hacer preguntas, que nada tienen que ver con el trabajo; toman fotografías y graban para amedrentar a trabajadores que se manifiestan por el reclamo del cobro”.

Aseguran también  que reciben “amenazas de denuncias judiciales y policiales si no se entregan los datos, sin importar si la institución ya ha honrado con los pagos o no así como las amenazas de que no percibiremos un solo guaraní si no entregamos ya las cosas”.

Las protestas se iniciaron en noviembre

Además de la capital, desde noviembre se realizan manifestaciones de protestas por el incumplimiento del pago en Misiones, Capiatá, Chaco, Ñemby, Carapeguá, Horqueta y en varios otros lugares.

El 15 de noviembre, 33 censistas de Horqueta realizaron un paro de actividades para exigir el pago de sus salarios y  amenazaron con continuar el paro, en caso de que no se atienda su reclamo.

El 16 de noviembre, en Carapeguá, unos 200 censistas de Quiindy, San Roque González, Caapucú, Acahay y Carapeguá cerraron la ruta frente al local del Banco de Fomento local para exigir el pago de sus salarios. Alegaron que el contrato que firmaron con la Dirección General de Estadísticas Encuestas y Censos (DGEEC) establece que el primer pago debía ser desembolsado el 30 de octubre pasado.

En Asunción también se manifestaron por esos días y emitieron un comunicado en el que manifestaron su “repudio e insatisfacción por la no resolución con respecto a los pagos de los salarios tanto a censistas como a supervisores y demás trabajadores contratados por la DGEEC para la realización del Censo de Población y Vivienda 2012 que somos más de diez mil en todo el país”.

Uno de los supervisores y vocero de los trabajadores, David Fernandez, comentó que tras las manifestaciones de protesta comenzaron a cobrar, pero en cuotas. “El 15 de Noviembre pasado de los 1.279 funcionarios sólo cobraron entre 45.545 guaraníes, y hasta como máximo 666.000 guaraníes  por un mes de trabajo”, explicó Fernandez.

“¿Dónde está nuestra plata? ¿A qué partido político fue a parar? ¿A cuál de todos los bolsillos?” se preguntaban los trabajadores indignados por el manoseo y el engaño y responsabilizaban de la situación a la directora de la DGEEC, Zulma Sosa.

Mentiras y violaciones de derechos

“Nos causa indignación el manoseo, el engaño y las mentiras con que se maneja la directora Zulma Sosa, sin criterios verdaderos y con falta de claridad y respeto además de total desinterés por nuestra suerte, como trabajadores que sortean todo tipo de situaciones peligrosas en las calles y pese a ello cumplen con las tareas designadas”, decía un pronunciamiento emitido el 4 de diciembre.

Para esa fecha, aún se mantenía el problema de cobro en cuotas y atrasado. “Mientras ella se embandera con los logros, nosotros seguimos trabajando gratis y sin ninguna seguridad de que cumplan con nosotros”, se quejaban los trabajadores que le recordaban a Sosa que “es una flagrante violación al derecho laboral y constitucional lo que están haciendo, porque no se presume la gratuidad del trabajo”.

“La población tiene que saber que la Directora miente, porque mientras habla de que ya se logró censar al 85% de la población, al mismo tiempo manifiesta que ni siquiera su vivienda ha sido censada, este solo ejemplo demuestra la poca seriedad y honestidad con que se maneja”, decía el comunicado.

Amenazas y amedrentamientos

Finalmente, y sin cobrar aún lo que les corresponde, los trabajadores censistas emitieron un pronunciamiento el viernes último, denunciando maniobras, amenazas y amedrentamientos por parte de las autoridades de la DGEEC.

“Llegaremos a todas las instancias necesarias para ser reconocidos como trabajadoras y trabajadores y por todo el trabajo que realizamos pese a las dificultades y trabas que tuvimos en terreno por culpa de su mala administración”.

“No frustrarán ni desmoralizarán nuestra legítima lucha por el derecho adquirido a percibir un salario por un trabajo realizado. Pedimos que revean estas actitudes y tome carta en el asunto de forma urgente y con la seriedad posible”, expresa finalmente el comunicado.

 

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.