Caso del campesino secuestrado no cobró las dimensiones que debería tener, afirmó Richer

Estaría implicado el mismo fiscal de la causa de Marina kué según las denuncias, indicó el senador del Frente Guasú. El pasado 9 de mayo fue secuestrado Bernardino Morel, de un asentamiento de Jasy kañy, Canindeyú, según denunciaron en su comunidad. Morel indicó que fue llevado a Curuguaty frente al fiscal Jalil Rachid para ser obligado a testificar contra sus compañeros. En la Fiscalía de Curuguaty confirmaron su presencia, pero no supieron justificarla.

“Por gravedad de la situación planteada, no solo desde el punto de  vista de la tierra, sino por el caso de secuestro del compañero que está ahí en el asentamiento, es un hecho bastante llamativo”, indicó el senador electo por el Frente Guasú Hugo Richer. “No cobró dimensiones importantes como debería tener en un ámbito más mediático. Es un hecho evidentemente grave, ya que según el mismo lo hicieron pasar por una comisaria y posteriormente junto al mismo fiscal Rachid en un momento”, indicó.

Por una parte está la tratativa de compras, afirmó Richer. “Es una situación a corroborar, porque se habla de que la documentación está incompleta”.

“Esto sería un caso normal dentro del circuito de compra venta de tierras en el Indert. Empiezan las negociaciones, con el dueño dispuesto a vender, pero en el momento en que se debe mostrar la legalidad de los títulos empiezan los problemas. Falta investigar a profundidad”, acotó.

Por otra parte, dice, la denuncia del secuestro de Bernardino Morel se había hecho en la sub Comisaria Tercera de Acepar. “Por informaciones que nos provee el Concejal de Jasy kañy, las autoridades no llevaron la denuncia de secuestro a la fiscalía. Habría una serie de complicidades y aparentes irregularidades”, agregó.

Si este tiene el titulo legal correspondiente se debe respetar, dijo también respecto al ganadero. “Históricamente es una zona muy conflictiva”, dijo respecto al distrito de Jasy kañy.

“Ninguna de las autoridades, nadie investiga lo que pasó. Vamos a continuar recabando información por nuestro lado”, expresó. “Estamos juntando indicios, tenemos para tener las pruebas correspondientes”.

Subrayó que “nada menos que el fiscal que está a cargo del caso Marina kué está denunciado en esto”.

Secuestrado

Bernardino Morel, campesino del asentamiento Tres Fronteras, distrito de Jasy kañy, había sido secuestrado el pasado 9 de mayo de su casa, según denunciaron dirigentes de la comunidad y un Concejal del distrito que está en Canindeyú. Tras reaparecer en horas de la tarde, Morel afirmó que fue raptado por una banda armada, encabezada por el ganadero con el que mantienen un conflicto por las tierras donde está el asentamiento. Lo llevaron, dice, a la Fiscalía de Curuguaty, frente al mismo Jalil Rachid, para obligarlo a testificar en contra de sus compañeros.

En la Fiscalía de Curuguaty confirmaron que el campesino secuestrado estuvo allí ese día, pero “no saben cómo llegó”. El fiscal de turno Alfredo Mieres aseguró que fue el fiscal Jalil Rachid quien le derivó a Bernardino Morel, para que le tomen declaración ese día. Rachid negó la afirmación de su colega y dice que no conoce a Morel.

Comentarios

Publicá tu comentario