Caso de torturas en ACADEMIL: Serpaj recuerda la imprescriptibilidad del delito

El Servicio Paz y Justicia entregó nota a la Comisión Nacional de Prevención contra la Tortura y a la Comisión de DDHH de la Cámara de Diputados, en misma recuerda que la tortura es un delito imprescriptible y previsto en el artículo 309 del Código Penal y se castiga con penas de entre 5  a 25 años de cárcel.

Fuente de Imagen: www.capiatadigital.com

En la nota entregada el miércoles en horas de la mañana el Servicio Paz y Justicia-Paraguay, organización de Derechos Humanos, expresó su voz de alerta ante las diversas denuncias de maltratos físicos y psicológicos que se vienen repitiendo en la Academia Militar “Mcal.Francisco Solano Lopez” desde hace unos años.

En marzo pasado, en plena Semana Santa, los medios de comunicación informaban sobre el caso de Joel Sala, Cindy Fleitas, Cecilia López quienes denunciaron ser agredidos a machetazos por el Cadete del 4to. año Pablo César Cuevas.

Los casos que son de público conocimiento y que Serpaj-Py incluye en su nota son los siguientes:

1) Rafael Saiz, en el año 2010 su padre denunció que lo sometieron sistemáticamente a golpes físicos y castigos psicológicos, el joven se retiró de la Academia.

2) César Vladimir Cardozo. Abandonó la institución denunciando que había sido maltratado y quemado con una plancha por el mismo cadete que en semana santa agredió con machetes a Joel, Cindy y Cecilia.

3) Rubén López Pérez. El caso salió a luz en julio del 2011, el mismo fue golpeado brutalmente y obligado a tragar materia fecal.

4) Eustaquio Paredes. Golpeado y descuereado en horas de la madrugada, por cadetes superiores.

5) Manuel Samaniego López. En el año 2011 lo golpearon y le rompieron la cabeza con un espadín.

6) Amado Gonzalez. En setiembre del 2012 fue castigado con golpes de madera en las   manos.

En la nota entregada, Serpaj-Py recuerda «que la tortura es un delito imprescriptible y previsto en el artículo 309 del Código Penal y se castiga con penas no menores de 5 hasta 25 años de cárcel.»

«Repudiamos enérgicamente esta práctica sistemática de violencia institucionalizada como metodología para ser respetadas las ordenes de los superiores en las esferas castrenses, estos hechos son violaciones de Derechos Humanos y la tortura es un delito imprescriptible, debe ser denunciado y penado.» agrega la nota.

Para terminar solicitando que la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados «investigue a fondo sobre las últimas denuncias, se pongan en funcionamiento todos los mecanismos necesarios para esclarecer las circunstancias en que se dieron los hechos y  los responsables sean puestos a disposición de la justicia ordinaria.»

Fuente: Serpaj-Py

Comentarios

Publicá tu comentario