Caso Curuguaty: posponen juicio a adolescente

El proceso a la joven RRVO, quien al momento de ocurrir la masacre era menor de edad, quedó suspendido hasta noviembre, informó una fuente de la Articulación Curuguaty. Como el juicio a los adultos y a la menor se debía realizar de manera paralela, la inminente postergación del juicio a los adultos por la renuncia de estos a seguir siendo defendidos por los abogados Guillermo Ferreiro y Vicente Morales sería el motivo de la suspensión.

La Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (Codehupy), que lleva la defensa de la joven, sostiene que la causa abierta contra esta es totalmente nula, pues no se realizó la evaluación sicológica, una diligencia fundamental en el proceso penal adolescente, a fin de determinar el grado de madurez en que se encontraba y si al momento del episodio era consciente de los hechos que se le atribuyen. La omisión de esta diligencia es causal de la anulación del proceso, manifiesta la organización de derechos humanos.

La joven está acusada de invasión de inmueble ajeno, asociación criminal y homicidio doloso en grado de complicidad. El fiscal Jalil Rachid la acusa de haber hecho de “señuelo” con su hijo en brazos para supuestamente crear un ambiente de confianza en los más de 300 policías a fin de tomarlos desprevenidos y proceder a emboscarlos. La acusación fiscal basa su hipótesis en que, ante una supuesta señal dada por Rubén Villalba, la joven corrió poco antes de iniciarse el tiroteo.

Además, RRVO en principio fue asistida por la defensa pública, que tuvo un trato discriminatorio y un negligente desempeño sin haber presentado ninguna prueba a favor de la acusada e incluso haciendo preguntas incriminatorias a la joven y presionándola a confesar a cambio de una pena reducida.

Defensa coaccionada

El sorpresivo anuncio esta mañana de parte de los 11 procesados de que retiraban el poder a sus abogados solicitando la asignación de otro defensor se habría debido al sumario que pesa contra Ferreiro y Morales, lo cual coarta la actuación de estos e impide que puedan realizar sin presión su trabajo, pues pende sobre ellos la amenaza de una sanción que podría llegar incluso a la cancelación de la matrícula.

Los abogados se encuentran sumariados por supuestos incidentes dilatorios que, según los interventores, impidieron la culminación de la audiencia preliminar y la derivación del caso a juicio oral. Sin embargo, la audiencia concluyó en octubre de 2013 y el juicio oral fue suspendido en tres ocasiones, las dos últimas por decisión del propio tribunal. El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Antonio Fretes, decidió mantener abierto el sumario y resolver de acuerdo a cómo termine el juicio, lo cual fue denunciado por los letrados como una abierta coacción al derecho a la defensa.

Comentarios

Publicá tu comentario