Caso Curuguaty: denuncian a policías por amenaza de muerte

Este lunes continuó el juicio a los campesinos acusados por la masacre de Curuguaty en el Palacio de Justicia de Asunción. Durante la audiencia, Amelio Sisco y Pablo Aguayo, abogados del campesino Rubén Villalba, denunciaron que su defendido fue víctima de agresión verbal y amenazas por parte de policías del Grupo Especial de Operaciones (GEO), durante la reconstrucción de los hechos realizadas en las tierras de Marina Cue el pasado jueves 2 de junio.
El sitio judiciales.net informa que los abogados alegaron la existencia de hechos punibles como coacción grave y obstrucción a la persecución penal. Por ello solicitaron al Tribunal de  Sentencia que autoricen que Villalba presente su denuncia en la audiencia, amparándose en el artículo 381 del Código Penal sobre hechos punibles en la audiencia.

El Ministerio Público se opuso a la petición. Al respecto, el fiscal Nelson Ruiz mencionó que la ley establece el mecanismo para impulsar una investigación penal. En ese sentido, acotó que el afectado debe realizar su denuncia ante la autoridad competente, que en este caso es la Fiscalía de Curuguaty, añade el reporte.

Por su parte, Liliana Alcaraz expresó que de ninguna manera puede interpretarse que el supuesto hecho denunciado ocurrió dentro del juicio, ya que el suceso, según comentaron los defensores, se registró en el vehículo que trasladó a Villalba desde la comisaría de Curuguaty hasta Campos Morombí. Además, él, por decisión propia, no participó de la reconstrucción, precisó.

El Tribunal de Sentencia, a su vez, arguyó que el hecho denunciado ocurrió en un lugar distinto al de la audiencia oral, por lo que no corresponde que Villalba realice su manifestación durante el juicio. No obstante, el colegiado resolvió remitir la denuncia por escrito al Ministerio Público de Curuguaty para se tomen las medidas pertinentes. Igualmente, decidió enviar un oficio al director del penal de Tacumbú, donde está recluido el acusado, de modo que se garantice la integridad física del procesado.

De acuerdo con lo relatado por Amelio Sisco, mientras Rubén Villalba estaba en el vehículo que lo transportó de la Comisaría de Curuguaty hasta Campos Morombí, el día de la reconstrucción, un efectivo del GEO, de nombre Freddy Toledo, le mostró su arma, una ametralladora, y le dijo “Kóa ha’e la nde rembi’urã” (este es para tu comida). Posteriormente, el mismo efectivo policial dijo a Villalba que “neryakuã asadoma” (ya tenés olor a asado). La defensa sostuvo que estas expresiones constituyen una abierta amenaza de muerte.

Foto: Qué pasó en Curuguaty

Comentarios

Publicá tu comentario