Cartes será el primer presidente en enfrentar dos huelgas generales

Ayer se realizó un congreso unitario de las centrales sindicales donde votaron declararse en estado de huelga, en base a un plan de acciones, que iniciará con una movilización unitaria el 1 de mayo.

“Se voto declararse en estado de huelga, preparar la misma en base  a un plan de acciones, que empezara con movilización unitaria el primero de mayo, luego se trazarán otras acciones preparando la huelga”, nos dijo Julio López de la Confederación de la Clase Trabajadora (CCT). Aun no hay fecha fijada para la misma.

La primera resolución de las centrales fue salir de la mesa de negociación establecida por el gobierno, la cual López califica como una “farsa”, pues no accedió a ningún reclamo. Asegura que no hay “ninguna intención de negociar las peticiones elevadas, los puntos generados por huelga general del año pasado”.

Con esto, el gobierno de Horacio Cartes se convertirá en el primero en la historia paraguaya en enfrentar dos huelgas generales.

En total, unas 6 centrales participaron ayer del congreso, las mismas que integran la Plenaria de Centrales Sindicales: La Confederación de la Clase Trabajadora (CCT); la Central Unitaria de Trabajadores Auténtica (CUT-A); la Central Unitaria de Trabajadores (CUT); la Central Sindical de los Trabajadores del Paraguay (CESITP); la Confederación Nacional de Trabajadores (CONAT) y la Confederación Paraguaya de Trabajadores (CPT).

Además, agrega López, ayer se sumó un desprendimiento de la Central Nacional de Trabajadores, critico a la dirigencia actual, que les solicitaron la inclusión en la plenaria.

El dirigente asegura que desde un punto de vista general ven que desde hace tiempo hay una actitud de “irresponsabilidad” de parte del gobierno, porque en todo momento no tuvieron intención de avanzar hacia respuestas favorables en las peticiones de los trabajadores, y al contrario, dilataron el proceso buscando desmoralizar al movimiento sindical. “Ninguna posición fue respondida, algunas ni siquiera tomadas en cuenta. El reajuste salarial, que presentamos de manera seria, en base a un estudio del comportamiento de la caída del valor adquisitivo de los salarios, tampoco lo de la ley de Alianza Público Privada”.

Incluso, asegura, lejos de solucionar los problemas, en el último año se agravaron las persecuciones sindicales. Asegura que hay una política claramente antisindical del gobierno, que viola este derecho garantizado por la Constitución y tratados internacionales. Acusa además a la administración actual de obstruir la constitución de sindicatos. Señaló que incluso en este momento existe 11 dirigente sindicales presos por manifestarse pidiendo los derechos laborales de 200 estibadores despedidos injustificadamente del Puerto Caacupemi. Este caso incluso ya lo llevaron a la Organización Internacional del Trabajo. “Nunca antes hubo tanta persecución”. Acusa al ministro de Trabajo de mentir al decir que respetan las libertades sindicales.

“A un año de la huelga general del 26 de marzo de 2014, las cosas han empeorado”, dijo López.

La huelga general del 26 de marzo del año pasado se había desarrollado por el aumento del 25% del salario mínimo, contra la suba del pasaje de ómnibus, la ley de APP, el cese de las fumigaciones contra comunidades campesinas y de la persecución sindical, entre otros temas levantados.

Comentarios

Publicá tu comentario