Cartes se define como «honesto, trabajador y patriota»

Durante la inauguración de las obras de ampliación de una planta de Frigorífico Concepción, situado en el primer departamento, el presidente Horacio Cartes agradeció al propietario,  su «amigo» Jair Antonio de Lima,  por dar “puestos dignos de trabajo” a los pobladores. Asimismo, se dirigió a los trabajadores afirmando que “gracias a los empleadores ustedes tienen empleo”, reportó el sitio de la Presidencia.

“Para tener empleo hay que tener empleadores y hoy el empleador es Jair. Y yo les quiero decir que yo desde mi lugar asumo el compromiso de cuidarlo mucho, hay que cuidar a los empleadores porque el empleador es el que permite que cada uno de ustedes tenga empleo”, dijo el mandatario. También calificó la planta frigorífica como una “bendición” para la zona.

Posteriormente se definió como “honesto, trabajador y patriota” y deseó que al término de su mandato así sea reconocido y que la gente diga de él: “Valió la pena este señor. Realmente cumplió lo que nos había dicho, que iba a ser honesto, trabajador, y patriota”.

Paradoja

La autodefinición del mandatario contradice algunos aspectos de su hoja de vida, como el haber estado preso por fraude con divisas al haber obtenido dólares a precio preferencial del Banco Central simulando la importación de implementos agrícolas. Asimismo, el mandatario explota tierras de la reforma agraria para su uso personal y fue investigado por serios indicios de estar vinculado al lavado de dinero y al narcotráfico.

De igual forma, su proclamado patriotismo choca con su manera de presentar el país ante los inversores extranjeros, llegando incluso a instar a empresarios brasileños a que “usen y abusen del Paraguay”. Igual de escandalosas fueron sus expresiones en Uruguay cuando dijo que el Paraguay debe ser “fácil como una mujer bonita”.

Comentarios

Publicá tu comentario