Cartes – Lugo, un acercamiento anunciado

El acercamiento entre el ex presidente y hoy senador electo Fernando Lugo y el presidente electo Horacio Cartes por más que sorprenda a muchos, era algo que se veía venir.

Lugo y Cartes tras la reunión de ayer. Foto: Agroclasi.

Cuando en la crisis desatada por la Masacre de Curuguaty el 15 de junio de 2012, el ex presidente Fernando Lugo destituye de su cargo al entonces ministro del interior Carlos Filizzola y en su lugar nombra al colorado Rubén Candia Amarilla, muchas fueron las voces que en ese momento dijeron que esto fue el detonante para que el PLRA llevase adelante el juicio político que destituyera al mandatario, habida cuenta que la dirigencia del PLRA pedía ese cargo (el de ministro del Interior) para un liberal.

Los más atrevidos dijeron que de ocupar un liberal el ministerio del Interior en aquel momento el juicio político no se hubiera llevado a cabo.
Este acercamiento, intercambio de visitas domiciliarias, entre Fernando Lugo y Horacio Cartes, es otro movimiento más de Lugo hacia el Partido Colorado, que tiene su antecedente más cercano (y nefasto) en la mencionada crisis de junio pasado.
Algunos cercanos al primer anillo del ex presidente en aquel momento manifestaron en voz baja que la gran apuesta de Fernando Lugo era conciliar una alianza tricolor (colorados incluidos) en la misma Alianza Patriótica para el Cambio.

Lo que hoy se juega
En aquel momento, ese movimiento hacia el Partido Colorado le costó el sillón presidencial a Fernando Lugo, hoy lejos de asegurar la gobernabilidad de Paraguay, pone en riesgo demandas históricas de sectores populares que fueron desmovilizados durante su gobierno bajo riesgo de un juicio político, que finalmente se llevó a cabo.
El acercamiento de Lugo a Cartes, o viceversa, más que en el parlamento se juega en el campo social, donde el Frente Guasu tiene sus bases, mayoritariamente campesinas, las cuales durante cuatro años vieron postergadas sus demandas de tierra y mayores fuentes de trabajo.
Lo que se juega hoy en este acercamiento es la movilización o no de esos sectores campesinos durante los siguientes 5 años. Movilización que durante los cuatro años del gobierno Luguista estuvo soterrada y que se esperaba que durante estos años surgieran de vuelta en reclamo de sus legítimas reivindicaciones.
Una gobernabilidad sin movilización social, pareciera ser el objetivo oculto que se esconde tras estos diálogos entre el ex mandatario y el hoy presidente electo.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.