Cartes dice tener “tal coherencia” que plantará 1000 hectáreas de soja y lanzará tributo

En campaña dijo no apoyar el impuesto a la exportación de granos. Sin embargo, la semana pasada apoyó dicho impuesto. Sus senadores votaron a favor. Tras la intensa presión del gremio sojero, Cartes se alineó a los mismos y ayer su equipo anunció el cambio de postura para apoyar el impuesto a la “ganancia”.

Los sojeros se habían confeccionado a medida el impuesto a la ganancia en el Congreso, diseñando ellos mismos el proyecto con diputados obsecuentes.

Horacio Cartes. Foto: Perfil de FB de Cartes.

La Cámara de Senadores, mediante el apoyo del cartismo logró ratificó el jueves pasado el proyecto de gravar hasta un 10 por ciento la exportación de soja, trigo, girasol y maíz en estado natural. Este apoyo fue sorpresivo teniendo en cuenta que Horacio Cartes dijo que no apoyaría dicho impuesto durante su campaña. Para algunos economistas fue una decisión lógica, motivada por el precario sistema tributario y el desfalco de las arcas del Estado generado durante el gobierno de Franco.

El gremio de productores sojeros y agroexportadoresa aglutinados en la Unión de Gremios de la Producción generaron una fuerte presión ante la nueva postura del cartismo e incluso amenazaron con medidas de fuerza.

Ayer, el jefe del Equipo Técnico de Transición, Germán Rojas, anunció el nuevo cambio de postura del presidente electo Horacio Cartes, afirmando que apoyará el proyecto de ley que grava las ganancias de los productores y no la exportación de granos, pero espera que la versión de Diputados sea corregida para su posterior aprobación ya que sufrió algunas modificaciones.

Horacio Cartes trató de minimizar sus constantes cambios de postura en este tema, y trató de “aclarar” su falta de firmeza. Declaró ante un grupo de productores agrícolas que el campo debe pagar más impuesto, y rechazó que haya cambiado de postura con respecto al tributo para el sector agrícola.

«Si hubo algunos cambios (tema impuesto), lamentablemente no fueron porque el presidente cambió (de postura) como algunos insinuaron. Lo que vamos a hacer es generalizar el IVA  para la formalidad de nuestra economía”, precisó.

Cartes realizó estas declaraciones durante una reunión con directivos de la Asociación de Productores de Soja, en el local conocido como Centro Ciudadano, utilizado como puesto comando del empresario en época de campaña electoral.

Señaló que “este presidente tiene tal coherencia que en el año en que estoy plantando 1000 hectáreas de soja estoy lanzando la ley».

“Vamos a tener dos proyectos, y si el proyecto de Diputados no vuelve a ser modificado (el proyecto que debía generalizar el IVA en el sector agrícola, uno de los primeros  decretos que va a firmar el presidente (entrante) es aquello que se conversó y se pactó que no sea cercenado”, anunció.

«Tenemos que pagar los impuestos, nosotros no queremos perjudicar a nadie, pero pagar los impuestos es algo necesario», insistió.

Karsten Friedrichsen, titular del gremio sojejo, dijo que Cartes es partidario del impuesto sobre las ganancias y no gravar la exportación como se mencionó en algún momento.

“Vemos la necesidad de que el sector sojero y el agro comiencen a trabajar más  de cerca con el gobierno, dialogar sobre los problemas existentes” dijo Friedrichsen y valoró la importancia de contar con seguridad jurídica, reglas claras y combatir la doble titulación de propiedades.

“No llevamos ni amenazas ni promesas sino venimos a abrir un canal de diálogo y comunicación”, resaltó.

El impuesto a la ganancia fue confeccionado a medida de los sojeros, los mismos incluso trabajaron en la cámara de diputados con parlamentarios obsecuentes dicho proyecto, que presentan como alternativa al de exportación.

Un costo para el Estado

Según el economista Luis Rojas “Finalmente el IVA agropecuario va a ser un costo para el Estado y para los consumidores en general, y va a ser un beneficio para los productores de soja que lo van a utilizar para cargar su IVA-compra, al comprar insumos, al comprar tractores, cualquier iva que ellos paguen van a debitar de su IVA-venta. Entonces van a terminar no pagando nada en ese concepto, solamente aquellos que los consumidores vayan pagando como consumidores de productos agrícolas. El peso va ir recayendo no sobre el sector agropecuario sino sobre el sector consumidor de productos agrícolas.”

Aporte casi nulo

El gremio de productores graneleros asegura que con una eventual aprobación del proyecto que grava hasta un 10% la exportación de granos, el perjuicio económico sería enorme. Los mismos realizaron un intenso lobby en contra de la ley que viene tratándose desde el año pasado y que el jueves pasado fue aprobado en Senadores. En Paraguay no existe impuesto a la exportación de granos como en otros países. En 2011, según el BCP, los sojeros exportaron por 2.294 millones de dólares. Los agroexportadores son uno de los sectores que mayor concentración de riquezas generan, y los que menos aportan impositivamente. En Paraguay sigue siendo en consumidor común, a través del IVA, quien más aporte genera al Estado. El IMAGRO representa solo el 0,2 % de las recaudaciones del Estado. Dicha contracción puede observarse en los niveles de crecimiento económico del sector, y el estancamiento de los niveles de pobreza.

Fuente: IP Paraguay/E’a

Comentarios

Publicá tu comentario