Cartes dice que ya no quiere la pobreza

Tras la inauguración de la muestra fotográfica en su honor, el presidente Horacio Cartes tuvo un brindis el jueves con la prensa acreditada en el Palacio de Gobierno.  El Mandatario señaló que las oportunidades laborales están creciendo en el país y citó la apertura de nuevos negocios en la zona de Villa Morra y otras.  

Durante el brindis con la prensa acreditada en el Palacio, Cartes aseguró que lo que le marca es que ya no quiere la pobreza. Foto: presidencia.gov.py.

“Hoy, cualquiera puede salir a recorrer y ver una cantidad de nuevos negocios que hay sobre Mcal. López, sobre Santa Teresa, sobre Denis Roa, sobre Senador Long, estoy impresionado por la gran cantidad de nuevos negocios que están abriendo y realmente cada negocio que uno ve, está viendo una oportunidad laboral”, expresó Cartes citado por la web de la Presidencia.

El titular del Ejecutivo aseveró que lo que le “marca” es que ya no quiere la pobreza.  “Algo que a mí me marca es que no quiero la pobreza, yo ya no quiero que paraguayos  tengan que irse del Paraguay, porque la pobreza del Paraguay expulsó a mucha gente a la Argentina y a España”, expresó.

También aseguró que habrá más oportunidades laborales con el potencial que ofrece el país a los inversores extranjeros, en referencia a las leyes de privatización y flexibilización de leyes ambientales y laborales aprobadas a iniciativa de su gobierno.

Luego admitió que la deuda es con la gente más pobre y que los “encargados de ir en la parte social”, en referencia a él, “podamos decir que hicimos algo más de lo que hicimos hasta ahora”.

Sin embargo, a pesar de que el agronegocio viene avanzando desde hace varios años, durante el gobierno de Cartes se han tomado medidas inéditas como custodiar y proteger fumigaciones ilegales realizadas cerca de zonas pobladas o caminos vecinales, en total violación de las leyes ambientales, procediendo incluso a balear a los campesinos que defienden su salud y sus cultivos de los venenos utilizados en los cultivos transgénicos. La represión ha llegado a grados extremos en que la policía disparó con balas de plomo a los labriegos que se oponían a las fumigaciones, como ocurrió en noviembre pasado en la colonia Maracaná, departamento de Canindeyú.

Cartes dice que quiere evitar la expulsión de la población al exterior, pero fomenta un modelo expulsivo violando las leyes ambientales.

La Ley 3742 de Control de Productos Fitosanitarios, en su artículo 68, inciso a,  “Sobre aplicación terrestre de agroquímicos”, establece la obligación de “una franja de protección de cien metros entre el área de tratamiento con productos fitosanitarios y todo asentamiento humano, centros educativos, centros y puestos de salud, templos, plazas y otros lugares de concurrencia pública para los plaguicidas de uso agrícola”.

Asimismo, en el inciso c. de dicho artículo la ley dispone que “en casos de cultivos colindantes a caminos vecinales poblados, objeto de aplicación de productos fitosanitarios, se deberá contar con barreras vivas de protección con un ancho mínimo de cinco metros y una altura mínima de dos metros. En caso de no existir dicha barrera viva, se dejará una franja protección de cincuenta metros de distancia de caminos vecinales poblados para la aplicación de plaguicidas”.

El avance de este modelo provoca más expulsión, ya sea hacia las ciudades o al exterior, algo que precisamente Cartes dice querer combatir.

Herminio Enríquez fue herido de gravedad en el abdomen por oponerse a las fumigaciones ilegales en sojales colindantes a la colonia Maracaná, departamento de Canindeyú. Foto: FNC.

 

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.