Cartes desconoce asesinatos de campesinos y estudiantes: Dijo que la “inseguridad ha disminuido”

 El presidente aseguró estar conforme con su labor. Varios dirigentes campesinos fueron asesinados durante su gestión. La inseguridad generada por sojeros ha motivado conflictos en diversas comunidades. En la ciudad, sonados casos de asaltos y asesinatos de estudiantes, como el caso de Liazliz, han despertado indignación en la ciudadanía.

Horacio Cartes. Fuente de Imagen: Perfil de Facebook de HC.

El presidente paraguayo Horacio Cartes dijo este martes estar conforme con su gobierno, y aseguró que la inseguridad ha disminuido en el país.

“No solamente sentimos, los números nos dicen que estamos mejorando en seguridad, en recaudación, estamos arreglando la casa. Entonces estamos con toda la fe, muy motivados por los resultados que estamos teniendo”, indicó.

Este 25 de noviembre el gobierno del presidente Cartes cumple 100 días de gestión, con los cuales el mandatario dijo estar conforme.

Cartes sin embargo desconoce los numerosos casos de inseguridad y violencia que marcaron los primeros días de su gobierno.

Campesinos asesinados:

Desde el golpe parlamentario del 2012 a la actualidad suman 6 los campesinos asesinados, en su mayoría dirigentes. De agosto a esta parte fueron tres las víctimas, todos en la actual zona militarizada por Cartes.

Del Rosario González Acosta (57): El 6 de noviembrepasado, en horas de la siesta, fue encontrado en su propia

Lorenzo Areco, el dirigente campesino asesinado sobre la ruta Bernardino Caballero, en agosto pasado. Foto: Yvy Yaú digital.

chacra,  ubicada en el kilómetro 80, de la colonia Tacuara, a unos 40 kilómetros de la localidad de Horqueta, departamento de Concepción, parte del sector militarizado por ser considerado zona roja del EPP. Sufrió dos estocadas. El fiscal interviniente, Joel Cazal, insinuó que podría haber sido víctima del EPP.

Inocencio Sanabria: Fue asesinado el 17 de setiembre en su propia casa, agricultor del Núcleo 4, Arroyito, distrito de Horqueta. Sicarios en moto lo ultimaron en su vivienda. En dicho asentamiento también vivía el dirigente campesino Benjamín “Toto” Lezcano, asesinado en circunstancias similares el 19 de febrero de 2013.

Lorenzo Areco (38): Dirigente campesino que fue asesinado en agosto mientras se dirigía en moto al local de la Organización Campesina Regional de Concepción, sobre la ruta Bernardino Caballero (que une Concepción con Pedro Juan Caballero). Sicarios desde una camioneta plateada 4×4 dispararon contra él. Según dirigentes campesinos compañeros suyos, estarían detrás los partidos tradicionales y la “narcopolítica”.

Intento: El 1 de noviembre la casa del dirigente campesino de la Asociación de Agricultores del Alto Paraná (Asagrapa), Tomás Zayas, fue baleada por desconocidos.

Además de esto, son numerosos los hechos de violencia e inseguridad registrados en el campo, empezando por las denuncias de abusos de los propios policías y militares en las comunidades afectadas por la militarización (San Pedro, Concepción).

Joven reprimido por manifestarse contra fumigaciones de agrotóxicos, en Tavapy II. Hubo una violenta represión policial. Foto facilitada por pobladores de la zona.

Represiones  

Además de esto, deben tenerse en cuenta varios casos de represión a campesinos y comunidades que se oponen a las fumigaciones que ponen en peligro la seguridad de los pobladores en materia de salud, o por conflictos de tierra. Algunos casos:

Tavapy II: El 29 de octubre fueron brutalmente reprimidos campesinos en la Colonia Tavapy II, Alto Paraná. Pobladores se manifestaban pacíficamente contra las fumigaciones en un terreno de más de 1.700 hectáreas. Según denuncian, fue cedido para una escuela agrícola, pero la fundación Francis Perrier arrienda a los brasileños para el cultivo de soja.

Maracaná: El 16 de noviembre, la Federación Nacional Campesina (FNC) denunció que la Policía Nacional baleó a dos campesinos y detuvo a tres que resistieron la fumigación del sojal de un brasileño en el distrito Maracaná, Primer Encuadre, departamento de Canindeyú.

Capiibary: El pasado 5 de noviembre un grupo de campesinos sufrió un desalojo violento por parte de la policía, en Capiibary, departamento de San Pedro. El senador Luis Alberto Wagner afirma que existió abuso de fuerza durante el operativo de desalojo de unas 300 familias asentadas en un inmueble que, según los documentos, sería propiedad del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), pero una estancia del abogado Gustavo de Gásperi extendió sus límites sobre las tierras públicas. 300 casas fueron quemadas, una escuela fue echada con topadora, todas las sillas y el mobiliario fue arrasado con la maquinaria que pasó encima de la edificación y destrozó totalmente todo lo que estaba dentro, también se produjeron 11 arrestos arbitrarios.

Estudiantes asesinados

A nivel urbano, la ola de asaltos y asesinatos vinculados despertaron la indignación ciudadana. Coincidentemente, de los  casos más controversiales fueron víctimas estudiantes. Algunos de ellos:

Caso Lializ: La estudiante de enfermería Lializ Velázquez, de 22 años, fue asesinada por motochorros el 10 de

Lializ Velázquez. Foto de su perfil de Facebook.

noviembre pasado, es el caso más reciente. La misma también se desempeñaba como funcionaria de un concejal municipal en Asunción. Murió en la noche de ese domingo. Una cámara de circuito cerrado captó el momento en el que uno de los malvivientes efectúa el disparo que acabó con la vida de la mujer. El video circuló en las redes sociales despertando la indignación.

La misma se encontraba en compañía de un grupo de seis amigos, cuando los malvivientes los abordaron a punta de arma de fuego, para robarles sus pertenencias.

Caso policía gatillo fácil: Atilio Recalde Filártiga (21), estudiante de Veterinaria, fue asesinado el 25 de setiembre pasado en Coronel Oviedo. El autor del homicidio fue el suboficial Ramón Bernal Gamarra (28). Fue asesinado de un balazo en la cabeza a la 1:30 de la madrugada, en una bodega ubicada en el centro de la ciudad. A principios de octubre empezó a circular en las redes sociales la grabación del homicidio registrada por un teléfono celular. La situación también despertó la indignación general.

Otra víctima de motochorros: Ángel Hernán Barrientos Chávez, joven de 21 años de la ciudad de Luque, estudiante de la carrera de Comunicación en la Unasur, fue asesinado el 21 de agosto por la noche. Dos hombres en motocicleta interceptaron a Barrientos. Uno, armado con un revólver, trató de sacarle su mochila, entonces hubo un forcejeo y se escucharon dos disparos. Ángel recibió un proyectil en un ojo y otro en el cuello, y cayó herido de muerte.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.