Cartes defiende y cohesiona a trasnacionales, la narcoganadería y a los sojeros

-Julio, ¿qué es el gobierno de Horacio Cartes, qué fue el año y qué nos depara el próximo desde la perspectiva de los trabajadores y sus organizaciones?

Profundización de las medidas neoliberales. Y un salto en las medidas represivas contra el movimiento sindical y popular, contra los trabajadores. Es una verdadera amenaza a las conquistas y libertadas alcanzadas por el pueblo en su lucha.

-De esas medidas neoliberales de las que hablás, ¿cuáles te parecen más perjudiciales para los trabajadores?

Uno de los elementos más preocupantes de la clase trabajadora y el pueblo paraguayo son las medidas privatistas, expresadas en Alianza Público Privada y la ley 5074, la utilización de los fondos previsionales, casi idéntica a la APP, utilización de la plata de los trabajadores. Configuran entrega del  patrimonio y con ello de la soberanía.

 -¿De qué depende que esas medidas avancen, se afiancen?

Por el lado de los trabajadores dependerá mucho de la dirigencia, de la amplitud de criterio en la unidad para enfrentar. Existen condiciones para plantear unidad de acción, se demostró en la organización de la huelga del 26 de marzo. Debiera ser una especie de escuela para impulsar una nueva huelga general que fortalezca el proceso de la unidad por abajo. La única alternativa de resistir y aún posibilidad de derrotar es con la organización de una huelga general que propicie la irrupción del movimiento de los trabajadores en el escenario político.

-¿Y lo ves, al movimiento sindical y popular, con posibilidades de asumir esta tarea?

El movimiento sindical y popular se encuentra en una encrucijada. El 2015 será un año clave, en el que se debe lograr la unidad, orientada a una nueva general y acelerar los procesos de movilización.

-¿Y si eso no llegara a pasar?

Así como vemos la dinámica es que nos avasallen, si las acciones del poder no tienen respuesta lo que va a crear es una desmoralización. Se pueden registrar derrotas muy grandes.

Será un año clave de definiciones también para el gobierno, que se va a jugar a implementar sus planes. Nosotros ya tenemos anuncio de privatización del aeropuerto.

Vemos un retroceso importante en varios aspectos: el atropello a las comunidades campesinas e indígenas, el asesinato de compañeros de la prensa, retroceso a las libertades democráticas, retrocesos desde el punto de vista político, económico. Aumenta la pobreza, la desocupación, ninguno  de los planes está  orientado a satisfacer las demandas sociales.

-Por qué creés que el gobierno prefiere endeudar al país en 1.000 millones de dólares más  y no gravar un 10% de exportación de soja, por ejemplo.

Y porque este gobierno es funcional a los intereses de las grandes trasnacionales, sojeros, latifundistas, ganaderos. Con estas medidas muestra un signo, demuestra ante la opinión a qué sectores va a defender. Acorde con toda su política entreguista, sus políticas represivas. Endeudar más al país para beneficio (no gravando) de los latifundistas sojeros y ganaderos  se encuadra dentro de esta política

 -¿Cómo lo ves al gobierno de Cartes: más afirmado, más debilitado…?

El presidente Cartes logró fortalecer un sector (que domina los resortes políticos y económicos del país), logró cohesionar. No solo sojero, ganadero, sino un sector narco sojero y la narco ganadería. Representa a ese sector poderoso, logra cohesionar sus intereses. Por otro lado, su popularidad en este tiempo de gobierno también ha caído estrepitosamente, proceso contradictorio que puede producir nuevos hechos políticos, hartazgo de un sector importante de la clase trabajadora y campesina. La movilización del 10 de diciembre con unas 10.000 personas y la propia huelga general expresan ya ese hartazgo. Son signos que podrían ser esperanzadores para un proceso de reorganización. Podríamos decir que esa cohesión lograda, incluido el Partido Colorado, tiene su contraparte: el desencanto que afecta incluso a franjas importantes de los partidos tradicionales.

Julio López fue arrestado este año por pintar en favor de la liberación de los estibadores presos.

Julio López fue arrestado este año por pintatas en favor de la liberación de los estibadores presos.

-¿Cómo ves en el manejo de la agenda social, de los derechos sociales, de los derechos de los trabajadores…?

Pensé que iba a ser más inteligente. Que iba a responder con planes de asistencia. Sin embargo, comete muchísimos errores. No se avanzó en dar respuestas a vivienda, atención básica de salud, algunos planes asistenciales de la época de Lugo sufrieron retrocesos.

 -Y en lo que corresponde a derechos salariales, organización de trabajadores, respeto de las normas, las leyes…

Desde el punto de vista de instituciones, el Ministerio de trabajo, vemos que este gobierno va embruteciendo el trato a la ciudadanía, a los sectores a los que debe responder.

Creemos que este gobierno tiene clara política orientada a la destrucción de la organización sindical. El Ministerio de Trabajo es una oficina de las patronales y del gobierno que  impuso una política claramente antisindical: no moviendo un solo dedo para responder a demandas básicas, obstruyendo la formación, legalización, legitimación de sindicatos, negando leyes básicas y convenios… Una política avasalladora, desvergonzada de destruir el movimiento sindical.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.