Cansancio de vieja política y nostalgia de hombres y programas nuevos

Sobre la opinión de una compatriota residente en Italia desde hace varias décadas: “Ore kueraima la partido tuyá gui, ha ore gustá la cambio.”

Imagen: Guayoyoenletras.

Por Angel  Sauá  Llanes (asllanes@tiscali.it).

Con el avecinarse de las jornadas electorales de 2013, los paraguayos desparramados por el mundo nos comunicamos frecuentemente atravez de los modernos medios de información, con el objeto de intercambiar opiniones y pareceres  sobre los avatares políticos y sociales de la lejana patria que nos vio nacer .

Y en esos fraternos comentarios entre compatriotas alejados del país por diversos motivos surge, con  sorprendente continuidad, el deseo y el augurio de que cambio nacional milagrosamente iniciado en 2008 continúe y se consolide.

“Ore kueraima la partido tuyá gui, ha ore gustá la cambio”, decía recientemente, con certera intuición  en nuestro concreto idioma guaraní, una compatriota residente en Italia desde hace varias décadas, sintetizando bellamante el estado de ánimo de la mayoría de los paraguayos de la diáspora .

Por la expresión “partido tuyá” entendemos el modo tradicional de hacer política en el Paraguay. Es decir, el lanzarse en la arena política no movido por una auténtica vocación de servicio al  bien común, sino solo animado por desordenados apetitos de poder y voracidad prebendaria, para sí mismo y sus correligionarios. Las primarias de los partidos tradicionales, anunciadas para estos meses , divididas en fórmulas que se demonizan mutuamente unas a otras, parecen confirmar tan lamentable sospecha .

Son los clásicos ejemplos del trasnochado caudillismo de viejo estilo, aunque sean cronológicamente jóvenes sus actuales propugnadores .

Este modo arcaico de hacer política es definitivamente rechazado por la inmensa mayoría de los paraguayos de la diáspora .

Entendemos, en cambio, por “nueva política” como la aparición en el panorama político nacional de hombres capaces, honestos y con espíritu de bien mún, dispuestos a gobernar de manera plural con otros colegas similares –aunque sean de otros partidos– con un programa nuevo, que mire especialmente el progreso del país y el bienestar de todos los paraguayos.

Y por “ programa nuevo “ entendemos el orden interno:

a) El consolidamiento de los objetivos positivos obtenidos por el actual Gobierno en el campo de la salud, la educación y la asistencia a los marginados.

b) El proseguimiento de la lucha sin cuartel por el obtenimiento de una Reforma Agraria Integral, através de la recuperación de las “ tierras malhabidas” del régimen stronista, ilicitamente repartidas  a latifundistas criollos y extranjeros, algunos de los cuales descaradamente nostálgicos de la dictadura que trataba “a palos! a los campesinos pobres que reclamaban sus legítimos derechos. Esas tierras recuperadas deberian ser distribuidas a las organizaciones campesinas , para ser transformadas en cooperativas agrícolas ecosostenibles, manejadas protagónicamante por los mismos campesinos, asesorados por técnicos competentes.

c) El pago de impuestos justos y proporcionados por todos los ciudadanos, según sus ingresos y réditos. No pueden existir servicios dignos y adecuados para  la comunidad sin una colaboración ecuánime y responsable de  todos los ciudadanos de la República .

Por “programa nuevo” en el orden internacional entendemos:

a) La recuperación de los legítimos derechos del Paraguay en el usufructo de la represa de Yacyretá con el Gobierno argentino, como ocurrió con el Brasil con la represa de Itaypú.

b) La inclusión del país, sin ambigüedades, en el proceso de Integración Latino-Americana, llevada a cabo por los gobiernos progresistas del continente, a través de organizaciones regionales como el Mercosur, la CELAC ( Comunidad de Estados Latino-Americanos y del Caribe ) y otras similares.

Nos damos perfectamente cuenta que tales deseos podrían ser considerados utópicos  e irrealizables. Talvez. Pero la “ utopía” ha tenido siempre su misión en la historia . Lo importante es que ella señale un camino sano y justo. Con tal premisa, tarde o temprano, será seguramente realizada.

Para que tales “sueños” sean posibles en nuestro querido Paraguay, es importante que los compatriotas de la diáspora ejerzamos en 2013 nuestro derecho al voto recientemente conquistado en el Referendum del 9 de octubre pasado. En tal sentido renovamos nuestro pedido al Tribunal Superior de Justicia Electoral ( TSJE ) que, en colaboración con el Ministerio de Relaciones Exteriores, se prodigue, lo antes posible, a la incripción en el Registro Cívico Permanente ( RCP ) de los miles y miles de ciudadanos paraguayos residentes en el extranjero, por vía Consular, con la sola presentación del pasaporte nacional válido, como documento de identificación personal.

El Primer Congreso de la Migración Paraguaya en Europa, a realizarse en Viena (Austria), el próximo 24 de marzo, con la participación de los directores de las diversas asociaciones de paraguayos en Europa, entre las cuales se encuentra el API de Italia, está llamado a dar su fundamental contribución en tan importante desición .

Roma. 08 / 03 / 12.

Comentarios

Publicá tu comentario