Campesinos del Alto Paraná dicen estar obligados a ocupar para exigir reforma agraria

Más de 1000 familias campesinas están en el distrito de Ñacunday, Alto Paraná, en tierras presuntamente malhabidas.

Pablo Ojeda del Movimiento Campesino Paraguayo oriundo de Alto Paraná, comentó que se vieron obligados a realizar la ocupación como medida de fuerza, para exigir la aplicación de la reforma agraria y una redistribución equitativa de tierras improductivas, Ojeda señaló que permanecerán en el lugar hasta que se demuestre con documentos legales la propiedad del terreno.

El dirigente campesino manifestó que desde tiempos de la dictadura de Stroessner se procedió a la entrega indiscriminada de tierras para los sectores afines al régimen colorado, así como para terratenientes extranjeros, siendo uno de los más beneficiados el empresario brasilero Tranquilo Favero, según Ojeda, Favero es dueño de miles de hectáreas de tierras que no han sido documentadas ante los organismos del Estado, incluyendo las que hoy están ocupadas por las familias campesinas.

Fuente. Prensadefrente.org

También refirió que el operativo fiscal y policial responde a los intereses de los propietarios, los mismos  tienen el propósito de amedrentar a las organizaciones campesinas que luchan por una vida digna. Ojeda también criticó al Indert por carecer de políticas de recuperación de tierras malhabidas en zonas de Alto Paraná, Itapúa y Canindeyú.

Pablo Ojeda recalcó además que los medios de prensa actúan como aliados de los propietarios, siendo el diario ABC Color el medio que viene realizando una campaña sostenida en contra de las reivindicaciones del campesinado.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.