Buen blues en Barbarella

Barbarella es un nuevo bar de la ciudad. Atiende la Janis Joplin paraguaya, Mónica Guppy (Las residentas del Rock, D’monique and the homless).

Si se le pide, ella canta. “Pero estoy en mi horario de trabajo”, dice antes. Su vozarrón es envidiable. En este local, un caserón antiguo (desde afuera no le das un guarani) de corredores, piezas en galería y muy buena acústica generan un ambiente muy agradable.
Con una producción de sonido de altísimo nivel, todos los miércoles la banda de Cohello Amado, Totti Morel y Cala del Puerto ( Bla, Ble, Bli, Blo, Blues) recrea un circuito que en el microcentro asunceno ya tiene su sello. Antes estuvieron en el 904, hasta que los “huevazos” de los vecinos del edificio de al lado ya no pudieron freírse en el humor, y luego en el casino del Hotel Guarani.
En Barbarella hasta ahora no hay vecinos molestos con la buena música.
Buen blues y buen rock hacen estos muchachos, con Totti en la batería, Cohello en la guitarra y Cala en el bajo.
Ah, Mónica Guppy nos cuenta la pizza cuesta dos por el precio de una, de 19.30 a 21.30

monica

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.