Brutal represión al pueblo pobre en Viñas Cué

Respuesta al problema de vivienda nuevamente fue la represión y la criminalización, según organizaciones sociales.

Unos 600 efectivos policiales se movilizaron para el desalojo. Foto: Radio Viva.

Los noticieros de la mañana de ayer estuvieron copados de imágenes del violento desalojo de unas 400 familias ocupantes de un terreno municipal en la zona de Viñas Cue. Este operativo fue por acuerdo político-fiscal y ejecutado por las fuerzas policiales a cargo de Carlos Filizzola: unos seiscientos efectivos, entre ellos antimotines, miembros de la policía montada y carros hidrantes.

A la par de que se negociaba el desalojo pacífico, los efectivos policiales iniciaban el operativo destruyendo las precarias e improvisadas viviendas y reprimiendo a las personas ocupantes. Las  fuerzas represivas del estado, al servicio del gobierno de turno, entraron en acción con el visto bueno de la fiscalía, haciendo uso y abuso de una extrema brutalidad contra familias pobres que buscan afanosamente una solución al agudo problema de la tierra y la vivienda.

Y como ya nos tienen acostumbrados, la policía persiguió a los desalojados para su aprehensión, convirtiendo ése populoso barrio en un campo de batalla, imponiendo el terror en humildes viviendas que invadieron, a patadas, con balines de goma y llenando de gases lacrimógenos a los pobladores, entre ellos cientos de niños y niñas. Esta mañana se encontraban 25 personas detenidas, entre ellas 5 menores de edad y 6 mujeres. Veinte personas están imputadas, pasivas de hasta 5 años de cárcel.

La Coordinadora Contra la Criminalización de las Luchas Sociales mediante un comunicado “repudia la violencia ejercida por la fuerza policial, se solidariza con las familias agredidas y violentadas del barrio Marangatu, así como con las familias que luchan por un pedazo de tierra y una vivienda digna”.

Así también, responsabilizan a la Fiscalía y al Ministro del Interior Carlos Filizzola por la violencia, los abusos y los atropellos realizados en el barrio Viñas Cue. “Creemos también que toda la responsabilidad recae sobre el gobierno del presidente Fernando Lugo, porque, así como los anteriores gobiernos, reprime y criminaliza la pobreza en vez de orientar su política hacia la solución de los problemas sociales”.

El déficit habitacional en nuestro país es de casi 100 mil viviendas nuevas y llegando a 800 mil las que necesitan ampliación y mejoramiento. “La respuesta a esta aguda problemática de la vivienda, por parte de las autoridades tanto nacionales como municipales, nuevamente ha sido la represión y la criminalización”, afirman.

La Coordinadora está integrada por: Servicio Paz y Justicia – Serpaj, Comunica, Fundación Fundar, Partido de los Trabajadores, Sindicato de Periodistas del Paraguay.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.