Derribar muros a panzazos

alt text

Chocheman, superhéroe muy bronco.

«Nuestra historia es tormentosa, llena de fracasos, de humillaciones, de desaires, de discriminación racial», dijo José Guadalupe Esparsa, vocalista de Bronco, en su última visita. Los integrantes de la banda, en nuestro país llamada «cachaquera», dieron un concierto el mes pasado y hablaron del libro que planean lanzar, del superhéroe latinoamericano que crearon y de su trayectoria.

Al concluir la entrevista con Bronco, Felipe Vallejos, ex guitarrista de grandes bandas de rock en Paraguay como Shaman, Rawhide, Caos y El Templo, me comentó que su problema con ellos es más que nada musical: «no me gusta su música, pero algo de rock and roll tiene su trayectoria», mencionó antes de recordar la anécdota en la que el único que había entrado a su primer concierto fue un perro.

Cuando algún ingenuo preguntó: ¿Cómo veían el cambio político en Paraguay, que al igual que en México, se dio después de varias décadas (seis en Paraguay y siete en México)? Javier, el baterista, apodado Choche, manifestó: «En México fue al revés, salió la derecha y entró la ultraderecha», a lo que Esparza agregó: «Nosotros no vimos un cambio, nos vimos en un hundimiento peor, ojalá y que les vaya bien con ese cambio. Ahí creo que nosotros somos de palo, no podemos opinar mucho».
Siguiendo con el tema político, el último tema promocional de Bronco se llama: «Chocheman», este es un superhéroe, defensor de los inmigrantes, que derrumba el muro entre Estados Unidos y México a panzazos. El vocalista de la banda explicó que la historia de la canción nace de la necesidad de crear un superhéroe diferente. «Un superhéroe real, obviamente con algo de fantasía y se me ocurrió que Choche tenía todas las características», declaró.

En un primer momento, el compositor quería enfrentarlo al gobernador de California: Arnold Schwarzenegger. Una persona que se portó muy gacho con los latinos, al decir de Bronco. «La letra decía que se iba enfrentar a un superhéroe, pero que es de cine nada más, y que nosotros tenemos uno en realidad que es mexicano. Luego apareció lo del muro, y lo quité al Arnold», refirió. Finalmente generalizaron al héroe para que defienda los migrantes de cualquier país de Latinoamérica.

Tributo rock y piratería

Al tiempo de dar una opinión sobre piratería, Esparza no dudó y manifiestó: «Maravillosa». Luego aclaró que lo único malo es que no les ha entregado ningún disco de oro. «La piratería está acabando con la industria. Ya a las grandes compañías disqueras no les interesa los proyectos nuevos, no le invierten dinero, siguen explotando al artista ya hecho, con su catálogo, y eso solamente», señaló.
Lupe Esparza no sabe qué va a pasar, pero ya tiene planeado grabar sus propios discos y regalarlos.

«De regalías de vender discos, no ganas un solo centavo, los autores están pasando por problemas económicos porque no hay regalías para ellos. En el caso nuestro, como yo escribo, me da igual. Tendrían que ser puras canciones mías porque si no los autores sí podrían reclamar. Aquí está nuestro disco, bajenlo de internet, no pasa nada. Ya no hay nada que hacer. O sí hay, pero no lo quieren hacer», remarcó

En abril de 2007, la compañía mexicana Class Music, lanzó un disco titulado: «Tributo al más grande». Ese material contiene 19 temas de Bronco, en versión rock. Algunas de las bandas que grabaron canciones del grupo «cachaquero» son: Panda, División Minúscula, Tolidos, Insite, entre otros. «Tuvimos la oportunidad de actuar con ellos en un escenario muy importante en México y es curioso escuchar “Amigo Bronco” en rock, es bonito. Aunque muy entre paréntesis, considero yo que los homenajes están un poquito matizados, para el homenajeado como de tristeza y melancolía, de despedida, de vejez, pero se agradece», mencionó Esparza entre risas.

Libro biográfico

Lupe exteriorizó su intención de editar en Paraguay su libro: «Cicatrices de un corazón Bronco», que es su autobiografía y la del grupo. «Voy a luchar para que aquí en Asunción, Paraguay, sea editado ese libro. Esta es la autobiografía de un servidor, de un niño indígena que vino a la ciudad. Después me topé con mis compañeros que sin duda alguna forman parte también».

Anunció que lo que recaude con la venta de los libros será donado a niños pobres. «Yo quiero ver si hay por aquí algún editor, para que se edite aquí totalmente para niños paraguayos», repitió.

«El libro cuenta lo que vivimos en el camino, cómo batallamos, cómo tocamos puertas, cómo fracasamos, cómo en nuestro primer baile de paga, donde hay que meter la mano a la bolsa para ir a ver al artista, lo único que entró a nuestro evento fue un perro, cómo luchamos, como vivimos, cómo en la escuela se hacía bromas a costillas de mi color, de mi apariencia de indígena mexicano. Lo que sufrimos juntos después: fríos, ausencias, años nuevos en Nueva York, refugiados, escondidos por la cuestión de la migra. En la noches salíamos a tocar, luego nos escondían en un sótano, y luego nos sacaban para ir a tocar, cómo perdimos amigos en el camino. Pretendemos enseñarles a los jóvenes, que los sueños no basta con tenerlos, sino que hay que luchar por ellos», finalizó el líder del grupo Bronco.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.