Breves antecedentes del caso Teixeira

Ulises Teixeira

Las 22.000 hectáreas de la Estancia Paso Kurusú, propiedad del Grupo Teixeira, que el Indert pretendía comprar iba a convertirse en una colonia modelo de producción agrícola para 2 mil familias campesinas. Todo comenzó en el distrito de Santa Rosa del Aguaray, San Pedro, cuando, en un encuentro de sin-tierras de la zona en abril del 2007, se dio a conocer las intenciones de Ulises Rodríguez  Teixeira de introducir el cultivo de soja y caña de azúcar en sus tierras, lo que implicaría una gran deforestación, y la fumigación permanente de las comunidades aledañas, según advertencias de los campesinos. Entonces surgió una fuerte campaña contra el proyecto del modelo agrícola empresarial de Texeira, que motivo diversos conflictos. Finalmente Teixeira decidió entablar diálogo con los campesinos y ofertar sus tierras al Estado. Esto culminó con la firma de la famosa carta de intención del 25 de octubre de 2008 entre el entonces candidato a presidente Fernando Lugo y el propietario. El brasileño pedía 30 millones de dólares por sus tierras.

Los miembros de las organizaciones (hoy denominado Coordinadora de lucha por la reforma agraria y la soberanía)  campesinas fueron elegidos para ser beneficiarios de un modelo de asentamiento colonial agrícola que el Indert pretende desarrollar en la zona, y que busca romper el abordaje histórico, equivocado, del problema de la tierra en Paraguay. El proyecto pretendía lograr las condiciones necesarias para el arraigo de unas 2000 familias.

En las 22.000 hectáreas que se extienden en los departamentos de San Pedro y Amambay, la colonia contaría con zonas rurales, urbanas y de reservas boscosas. En el sector urbano se ubicarán las viviendas, los principales servicios públicos (escuela, centro de salud, parques, etc.) y también se instalarían pequeñas industrias donde se procesarán productos del asentamiento, a fin de incrementar las fuentes de trabajo. En el sector rural se trabajará la producción agropecuaria y forestal, teniendo en consideración los cuidados ambientales.

La colonia tendría una organización cooperativa, con énfasis en la soberanía y seguridad alimentaria, es decir privilegiando el consumo y el mercado interno. Todo esto bajo el asesoramiento técnico y contando con las herramientas tecnológicas necesarias. Se eligió este sitio para desarrollar su proyecto debido a que era una zona de constante conflicto social, de manera que cubriendo esta demanda se puedan terminar con las ocupaciones de la zona.

Una vez que Lugo asumió la presidencia de la República, en agosto de 2008, dio las instrucciones para que se inicien los trámites sobre la posibilidad de concretar aquella carta de intención.

Cuando el diario ABC Color tuvo la información del proyecto de compra y desarrollo del modelo de asentamiento agrícola, se desató una campaña mediática que sigue hasta hoy.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.