Breve reflexión acerca de los Ava Guaraní de Itakyry

Sobre la fumigación aérea de Loma Tajy en el 2009, la represión policial a escopetazos contra Carreria’i en el 2011 y la reciente quema de cuatro ranchos en Ka’aguyRoky, todas ellas realizadas por los “brasiguayos”. Reflexión de Gregorio Gómez.

Miembros del pueblo Ava Guarani. Fuente: agroclasi.com

Zona de los Ava Guaraní

En todo el Alto Paraná es el distrito de Itakyry el que más comunidades indígenas tiene. Son 23 las comunidades Ava Guaraní asentadas en la otrora zona de los mensú y los temibles capangas de aquella época, de oro para unos pocos y de tormento para los indígenas y criollos que caían en las garras de Alíka[1] y los Matiaudade la pos guerra del 70.

Los recuerdos de “Alíka tiempo”

La actual ciudad de Itakyry sigue asentada precisamente al costado de lo que era la administración del centro de explotación yerbatera, y forestalque inició terminada la Guerra Grande cuando el General Bernardino Caballero, primer Reconstructor del Paraguay puso en remate todas las tierras del Estado, que en la época del Dr. Francia, estaban en manos de los paraguayos y paraguayas.

De ese modo aquellas inmensas tierras quedaron en manos de la Matte Larangeira y La Industrial Paraguaya que no sólo se dedicaron a la explotación de la Yerba mate silvestre, el palmito y la preciada madera, sino que, al mismo tiempo, sometieron a la esclavitud a indígenas y criollos paraguayos.

Los explotadores modernos

Los Alíka y Matiauda de aquella época que encendieron la rabia de Rafael Barret fueron suplantados a la perfección por los actuales Renilson Maia, los Roberto Souza, los Milton Alfonso y otros, gentilmente llamados “brasiguayos” pero que en realidad son fieles herederos de los bandeirantes paulistas que durante el primer siglo de la Colonia, en vez de seguir yendo al África en busca de esclavos se dedicaron a cazar Paĩ Tavyterã del Amambay para venderlos en las plantaciones  de caña de azúcar y café del Imperio vecino.

Estos “brasiguayos productores” venerados por los medios masivos de comunicación  ejecutan con eficacia la ocupación del territorio paraguayo extendiendo de ese modo  el dominio de los neo “purutué”[2] y amenazan seriamente la permanencia del Pueblo Ava Guaraní de esa Región.

Estos neo feudales tienen además  el pleno apoyo del Poder Judicial departamental y nacional y actúan bajo la impotente mirada del INDI que opera en consonancia con la secular nula presencia del Estado paraguayo.

Las obras del segundo reconstructor

Desde 1954, cuando el general Alfredo Stroeesner se apoderó del poder e impuso la dictadura más larga de América, el Segundo Reconstructor del Paraguay se encargó de repartir entre los adeptos a su régimen gran parte de las tierras fiscales que en ese tiempo aún quedaban en poder del Estado.

Con Juan Manuel (Papacito) Frutos al frente el entonces IBR benefició con grandes parcelas de tierras a los militares y civiles de alta jerarquía y poder quienes en su gran mayoría volvieron a negociar esas tierras dando entrada a la legión de extranjero que actualmente brasilerizan la frontera desde Canindeyú pasando por el Alto Paraná y llegando a buena parte del Itapúa.

Se calcula en 13 millones de hectáreas las tierras mal habidas, actualmente en poder de los herederos del sistema stronista.

Esos dueños y ocupantes de las mejores tierras productivas del Alto Paraná, cultivadores de soja transgénica–que complementan su ganancia con el cultivo de girasol y maíz– son quienes extienden sus dominios ocupando los asentamientos indígenas. Pero, en este momento, agosto del año 2012, la granmayoría de las comunidades situadas al oeste de Itakyry[3] se encuentran sumamente inquietas y buscando la manera de “sacar mayor provecho” del arrendamiento de sus tierras.

El porqué de estas informaciones (que no deberían quedar en plagueo rei)

Porque mi ocupación actual[4] me permite mantener un relacionamiento relativamente constante con las comunidades indígenas de referencia y por tener la esperanza de que JUNTOS  podremos encontrar la manera de solicitar, exigir o presionar al Estado para frenar el proceso de “reusurpación” de los territorios indígenas por parte de los empresarios sojeros –brasiguayos y menonitas–, regularmente me ocupo de ofrecer información actualizada a la gente e instituciones que estarían interesadas.

¿Qué podemos hacer frente a grupos  tan poderosos?

¿Podremos descubrir “el talón de Aquiles” de estos auto considerados gigantes?

¿Cómo convertir en noticia la quema de cuatro viviendas indígenas en Ka’aguyRoky realizada el pasado 22 de agosto, supuestamente por personeros de una empresa sojera? Lo que destacaron los medios fue que los indígenas fueron los violentos!!

Les confieso que con mis 74 años nunca aprendí el manejo de la computadora –eso sí estoy siempre con excelentes asistentes– pero, ustedes, interesados en el tema y en la salvación de los Ava Guaraní, sabrán no sólo proponer posibles salidas sino llevar adelante las acciones que pudiéramos acordar.

La sobrevivencia de los pueblos indígenas depende de la firme  y sostenida reacción del Estado paraguayo en pro de la recuperación de la soberanía territorial del Paraguay.

 

 



[1]Alíka habría sido el “comandante en jefe” de los capangas reducidores y verdugos de los mensú que casi por un siglo impusieron su ley en los yerbales. La fama de Alíka, descrito como un “rubio de ojos verdes” se extiende desde el Itapúa hasta el Alto Paraná. Hay más de dos lugares llamados “Alíkakue”.

[2]Purutué o Mburutué, en lenguajeTavyterães la denominación referida  a la población descendiente  del portugués. Es sabido  que en la valoración del campesino criollo,  el  gallo mburutué (raza inútil para la pelea) no tiene chance frente al “gallo fino”en la riña de gallos.

[3]Ka’aguyYvate, Carreria’i 1, Carreria’i 2, UrukuPoty, Ka’aguyPoty 1 y 2, además de Mariscal López que todas juntas tienen 2480 hectáreas de tierra y actualmente explotadas por  RenilsonMaia de Souza.

[4]Contratado por Alter Vida en la figura de Asesor en Interculturalidad, apoyando la lucha contra la tuberculosis entre todos los Pueblos Indígenas del Paraguay llevada a cabo por el M. S. P.  y B. S.

Comentarios

Publicá tu comentario