Brasil vuelve a estallar: manifestantes asedian el Congreso

Cerca de un millón de personas en unas 100 ciudades participan en las masivas protestas en Brasil por mejores servicios.

Foto: AFP

Se estima que este jueves cerca de un millón de personas salieron a las calles en más de 100 ciudades de Brasil tras una semana de masivas protestas organizadas en el país para denunciar la baja calidad en los servicios públicos y la corrupción gubernamental.

Según estimaciones de la policía, al menos 300.000 personas debían marchar hacia el ayuntamiento de Río de Janeiro y se esperaba que más tarde el número de manifestantes llegue al millón.

En la capital, la policía dispersa a los manifestantes con gas lacrimógeno para impedir que invadan el Congreso. En Río de Janeiro también se registran incidentes.

23:47 GMT: En la ciudad de Porto Alegre la policía dispara gas lacrimógenos para dispersar a los manifestantes que se han acercado a la sede del Grupo RBS, un grupo de medios de comunicación. l

23:41 GMT: El centro de Sao Paulo sigue tranquilo a diferencia de otras ciudades del país donde la policía se enfrenta a los manifestantes. Según datos oficiales, unas 100.000 personas exigen cambios en el país.

23:37 GMT: En la capital de Brasil los uniformados obligan a retroceder a los manifestantes que intentan invadir el Palacio de Cancillería.

23:28 GMT: En Brasilia, un grupo de personas intenta romper el cordón policial para entrar en el Palacio de Cancillería. Algunos manifestantes lanzan piedras a los uniformados y al edificio.

23:13 GMT: La policía antidisturbios en Brasilia ha impedido que un grupo de manifestantes rompa el cordón de seguridad hacia el Congreso donde más de 20.000 personas participan en la protesta. En la zona operan unos 3.500 agentes.

Los manifestantes que trataban de entrar en el Congreso comenzaron a arrojar cocteles molotov contra decenas de policías que respondieron con gas pimienta y gases lacrimógenos.

Foto: AFP

23:03 GMT: Según estimaciones de la policía, al menos 300.000 personas marchan hacia el ayuntamiento de Río de Janeiro donde una minoría lanza piedras a los policías que a su vez intentan dispersarlos con gas lacrimógeno.

22:45 GMT: En la ciudad de Campinas, estado de Sao Paulo, la policía disparó gas lacrimógeno en un enfrentamiento junto a los edificios del gobierno contra los manifestantes.

22:00 GMT: Con camisas de Brasil, banderas y pancartas con lemas como ‘Brasil se despertó’, los manifestantes protestan en la capital contra el gasto público en la Copa Confederaciones y abogan por una mayor financiación de la educación y la salud.

Incidentes en otras ciudades

Horas antes la policía brasileña y un pequeño grupo de manifestantes se han enfrentado en la localidad de Salvador cerca del estadio donde se jugará el partido entre Uruguay y Nigeria por la Copa Confederaciones. Los agentes, desplegados con equipos anti-disturbios para proteger el acceso al estadio, respondieron con decenas de bombas de gas lacrimógeno a una lluvia de piedras y objetos que fueron lanzados por una minoría violenta.

El origen de la ira brasileña

El elevado desembolso en la organización de eventos deportivos como la Copa del Mundial de fútbol y la subida en 10 centavos de dólar de los billetes de transporte público encendió la ira de los brasileños, que en los últimos días han salido a las calles de diferentes ciudades del país.

Las protestas se extendieron a los estadios este miércoles cuando unas 30.000 personas bloquearon dos calles aledañas al estadio Castelao en Fortaleza, horas antes de que se enfrentaran allí la selección de Brasil con la de México por la Copa Confederaciones.

Se estima que este jueves cerca de un millón de personas salgan a las calles en más de 100 ciudades de Brasil tras una semana de masivas protestas organizadas en el país para denunciar la baja calidad en los servicios públicos y la corrupción gubernamental.

Fuente: RT

 

Comentarios

Publicá tu comentario