“Brasiguayos” piden detener traslado de carperos a Ytakyry

Productores sojeros que explotan ilegalmente tierras fiscales intentan trabar recuperación de propiedad del Instituto de Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert). 

Colonos brasileños utilizaron a sus empleados paraguayos para bloquear el acceso a la comitiva oficial. Foto: Vanguardia.

Colonos brasileños utilizaron a sus empleados paraguayos para bloquear el acceso a la comitiva oficial. Foto: Vanguardia.

El abogado Miguel Morán, representante de colonos “brasiguayos” de la localidad de Santa Lucía, distrito de Itakyry, presentó hoy una nota al presidente Horacio Cartes en que se solicita la suspensión del traslado de los carperos de Ñacunday al lugar y la conformación de una “mesa de diálogo” entre las partes.

El abogado de los colonos de Santa Lucía sostiene que el trabajo del Indert de trasladar a unas 570 familias de Ñacunday a la colonia es un “atropello a la propiedad privada” de muchas personas asentadas en el lugar.

«Yo creo que es un atropello a la propiedad privada, llevando en cuenta que existen 66 títulos inscritos en el registro público, 99 recibos pagados de hace varios años que el Indert hasta ahora no entregó los títulos a las personas que están en el lugar y otros con permiso de ocupación», señaló Morán citado por la Agencia de Información Paraguaya.

.Ante esto solicitaron la “suspensión temporal” del traslado para conformar una mesa de diálogo y que se analice la existencia de excedentes en la zona.

Puente quemado en Santa Lucía para intentar boicotear el traslado de los carperos. Foto: Indert.

Puente quemado en Santa Lucía para intentar boicotear el traslado de los carperos. Foto: Indert.

«El pedido concreto es que se frene. Siempre nosotros pedimos luego que se coordine una mesa de diálogo con el Indert y todas las instituciones que puedan estar en el tema y se pueda atajar este trabajo que se está haciendo y luego del análisis y si se encuentran excedentes, no hay problema con que se les dé, pero a nuestro parecer no existe ningún excedente en el lugar», dijo.

También acusó al presidente del Indert, Justo Cárdenas, de apresurar el traslado sin anular los títulos existentes.

Recuperación

El Indert inició en marzo pasado la recuperación de más de 3.000 hectáreas de tierras fiscales que estaban siendo ilegalmente explotadas por empresarios sojeros brasileños, que no son beneficiarios de la reforma agraria. Tras la decisión, los colonos brasiguayos intentaron de distintos modos trabar la recuperación de las tierras a favor del Estado. En marzo pasado incluso impidieron que una comitiva del Indert y el Poder Judicial ingresen al lugar para iniciar el loteamiento. Los terratenientes brasileños bloquearon los caminos con sus maquinarias.

Además, varias construcciones como puentes, baños y otras instalaciones fueron quemadas y destruidas presuntamente por los mismos colonos que rechazan el traslado de los carperos a la zona.

Artículos relacionados

Colonos y terratenientes brasileños imponen su ley en Itakyry

Queman construcciones destinadas a colonos de Ñacunday

Comentarios

Publicá tu comentario