Boom Boom Kid ofreció un electro acústico a sala llena en Asunción

El Juan de Salazar vibró con uno de los músicos más prolíficos de Argentina.

Por Roque Martínez.

En un sábado que prometía mucho de la mano de uno de los músicos más prolíficos de Argentina, con entrada libre, ante un auditorio Manuel de Falla repleto de gente, y con los acordes de un clásico del rock de los 60’s como “Let’s twist again” sonando como previa, el inquieto Boom Boom Kid salió a escena para saludar y presentar una catarata de canciones a un público que colmó el Centro Cultural Juan de Salazar.

El cantante antes conocido como Nekro volvió por tercera vez a nuestro país, la primera fue en 1998 con Fun People, aquella banda que supo liderar por la ya lejana década de los 90’s y quiénes aún son considerados máximos referentes de la escena hardcore independiente en Argentina. La última, fue hace casi exactamente dos años, ya como Boom Boom Kid, en donde se presentó junto a toda su banda en la vieja Estación del Ferrocarril. Ésta vuelta, la propuesta era diferente: tocar solo y en plan electro-acústico.

Resulta increíble ver como Boom Boom Kid con tan poco, puede lograr tanto. Y vay aque lo logra. Apenas armado con una guitarra, un pequeño pedal de efectos y un micrófono, consigue llevar a todos los presentes a recorrer por su pequeño gran universo o léase por todos aquellos estados de ánimo que consigue transmitir a través de su música. Arrancó con “Ahí estaré”, tema inédito incluido en la nueva edición de “Frisbee”, su último disco y la primera de las 29 canciones que hizo a lo largo de la noche.

El cantante antes conocido como Nekro volvió por tercera vez a nuestro país, la primera fue en 1998 con Fun People, aquella banda que supo liderar por la ya lejana década de los 90’s. Fuente: CCEJS

Durante todo el show, el cantante se mostró bastante comunicativo con el público, contando historias sobre las canciones que iba a cantar o tirando mensajes sobre diferentes temas. Como cuando habló de lo complicado que puede resultar viajar en transporte público a una mujer o sobre el mote de “original deficiente” que se ganó por los fanzines que editaba o acerca de su amistad con los brasileños de Ratos de Porao.

A pesar de ser un músico bastante reconocido en Argentina, Boom Boom Kid se muestra humilde y en el escenario explica: “Siempre uso las mismas notas, los músicos de la banda son quienes arreglan mis canciones y las tocan haciendo cosas que yo no se hacer con la guitarra, para mí es una lección. Lo que yo hago, cualquiera lo puede hacer”.

El set list de un concierto del geniecillo del hardcore puede ser tan intenso como impredecible, no faltaron temas de casi todos los discos que grabó, también hizo varios covers y algunas canciones de Fun People. Entre las versiones podemos citar: “Gurisito” de Daniel Viglietti y “This land is your land” de Woodie Guthrie, donde habló sobre la influencia que tuvo este cantante norteamericano en su vida y no se olvido de “la máquina de matar fascistas”: la guitarra de Woodie.

Durante todo el show, el cantante se mostró bastante comunicativo con el público, contando historias sobre las canciones que iba a cantar o tirando mensajes sobre diferentes temas. Fuente: CCEJS

¿Y querían temas de Fun People? El tercer tema en sonar fue “Otro mundo”, uno de los clásicos de su antigua banda, también hizo “Bad man”, “Rainbow” y “Vivar”. Sin embargo, algunos no se percataron de esto y cuando ya se acercaba el final seguían pidiendo canciones de Fun People, aunque no insistieron tanto.

“Déjame ser parte de esta locura”, “Lo único feo es no tener porque vivir”, “Dirty connections” fueron quizás las canciones más festejadas por el público. Ya sobre el final, amagó varias veces con tocar la última canción, pero en todo momento la gente le hizo saber que no quería que se vaya aún.

Finalmente, ya de pie, con la guitarra cargadísima de distorsión y lcon a gente agolpada frente al escenario, tocó “En manos del destino” y “Fuck you nazi rockabilly teenage”. Luego, se bajo a pasear entre el público mientras cantaba “Como caramelos de propóleo” hasta que salió de la sala con rumbo a la calle con todos adentro, para después volver y cerrar con “No me trates mal”, tocando arrodillado sobre el escenario, cuál Hendrix, de manera totalmente descontrolada.

¿La gente? Se retiró agradecida y con una sonrisa dibujada en el rostro, pidiendo que no pase mucho tiempo para volver a ver a Boom Boom Kid por acá nuevamente.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.