Bolivia insiste en extradición del expresidente Sánchez de Lozada

El expresidente boliviano Gonzalo Sánchez de Lozada es solicitado por la justicia para que rinda cuenta sobre la muerte de más de 60 personas en una revuelta que acabó con su Gobierno en octubre de 2003. Las acciones legales contra el exmandatario no se han realizado debido a la protección de EE.UU.

Sánchez de Lozada se encuentra en EEUU. Foto: Telesur

El Gobierno de Bolivia insiste en solicitar la extradición del expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada quien actualmente se encuentra exiliado en los Estados Unidos, por lo que el canciller boliviano, David Choquehuanca y el Fiscal General, Ramiro Guerrero, se reunirán este jueves para afinar los detalles legales.

Guerrero explicó a la prensa que se reuniría con Choquehuanca «para ponernos de acuerdo sobre algunos temas administrativos. Hemos enviado en mayo la solicitud de extradición para que se haga una revisión y podamos tener los criterios de Cancillería».

El gobierno de Estados Unidos rechazó en más de una oportunidad la solicitud boliviana de extradición del expresidente, quien dimitió el 17 de octubre de 2003 y se refugió en aquel país, tras ser acusado de la muerte de más de 60 personas y un centenar de heridos en una revuelta que acabó con su gobierno en octubre de 2003.

«No hemos recibido la respuesta, pero seguramente en la reunión con el canciller vamos a establecer algunos tiempos y ojalá lo más pronto posible. Seguro después de la vacación judicial podamos presentar esa nueva solicitud de extradición ante el Tribunal Supremo de Justicia», destacó Guerrero.

Según el Fiscal General, en la reunión con Choquehuanca se evaluará la contradicción de un equipo de abogados de Estados Unidos para gestionar la devolución a Bolivia de Sánchez de Lozada, acusado de genocidio en el país.

La justicia boliviana enjuicia a Sánchez de Lozada por ordenar a la fuerza pública reprimir a las masas insurrectas en las ciudades de La Paz y El Alto. Bolivia, que vivió jornadas muy tensas, marcadas por los enfrentamientos entre la población y los agentes del orden.

Las protestas intentaban impedir un acuerdo entre el gobierno boliviano y el chileno, el cual garantizaba la exportación de gas al vecino país, con el cual Bolivia mantiene un litigio marítimo que cumplió ya más de un siglo.

Fuente: teleSUR-PL-Espanol.upi.com/ba-GP

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.