Spots de la FTC: debilidad, confusión e ineficiencia

La Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), a pesar de los cambios de comandantes que ha sufrido, parece que sigue siendo una fuerza desatinada que se instala en la zona norte del país sin tener muy clara su misión. Aunque es bueno insistir en que para varios sectores democráticos de la sociedad paraguaya, esa misión otorgada por el Ejecutivo a las fuerzas militares es inconstitucional y quizá sea esa una de las principales causas de los enormes y graves errores que la FTC viene acumulando en su haber.

Desde agosto del 2013 los departamentos de San Pedro y Concepción tienen la presencia de contingentes militares actuando en cuestiones de seguridad interna y provocando más desaciertos que aciertos, violentando a comunidades y familias campesinas, como lo ocurrido en setiembre del 2013, cuando agentes encapuchados ingresaron a la fuerza a la vivienda de un docente a la medianoche, en el Asentamiento Oñondivepa de San Pedro, y lo torturaron por confundirlo con una persona con orden de captura, bajo la jefatura en aquel entonces de Mario Restituto González, quien duró en el cargo hasta el 5 de agosto del 2014. La fuerza letal también ha sido un rasgo de la FTC, especialmente bajo la comandancia de Ramón Benítez, quien se caracterizó por su alto grado de desproporcionalidad en el uso de la fuerza de fuego que ha generado gran crítica al Estado no solo desde las organizaciones defensoras de derechos humanos del Paraguay, sino de organismos internacionales como el Sub Comité de Prevención de la Tortura de la ONU. Se puede recordar a modo de ejemplo lo ocurrido en Kuruzú de Hierro en el 5 de setiembre del 2014, ya bajo el segundo comandante de la FTC Ramón Benítez, donde perdieron la vida Marcos y Hermenegildo Ovelar y resultara gravemente herida María Gloria González.

A menos de 8 meses en el Cargo Benítez fue destituido y reemplazado por el Coronel Raúl Erit Salinas. Desde la asunción del mismo, no se han sentido medidas muy destacadas por parte de las FTC. Pareciera que se estaban dando un tiempo para reordenar lo interno, aunque lo más llamativo fue que los efectivos militares apostados en la zona norte denunciaron que no estaban cobrando su bonificación por “exposición al peligro”.

Se esperaba que Erit Salinas pueda revertir de alguna manera la imagen de debilidad, confusión e ineficiencia institucional en las que están sumidas las FTC, pero no tuvo peor decisión que la realización de unos spots radiales en los que, entre otras cosas, menciona:

“Compatriota del EPP o del ACA, ¿cuánto hace que usted no se reencuentra ni tiene la oportunidad de abrazar a su familia? Acabe con esa incertidumbre en el que viven… la Fuerza de Tarea Conjunta le ayudará a resolver sus problemas jurídicos y económicos a causa de sus hechos…”.

Las críticas, burlas y rechazo de la ciudadanía –con justa razón– no se hicieron esperar por los tan inesperados spots radiales que se difunden en varios medios de comunicación.

Con esta acción por parte de la FCT se demuestra una vez más falta de conducción clara, y eso es muy peligroso porque hablamos de una fuerza estatal con poder letal, que carece de estrategia y conducción clara, un peligro letal para la población civil y para la democracia. En cuanto al contenido de los spots, ¿en qué pueden ayudar los militares en cuanto a la justicia y a lo económico? Es responsabilidad del Ministerio Público establecer las penas correspondientes, con base en un juicio justo y transparente, y las fuerzas militares están diciendo que se van a inmiscuir en las decisiones de la justicia. ¿A qué se referirán con el apoyo económico?

Bajo la dirección de Erit Salinas la FTC tuvo su primera pifiada. No es la única, ni será la última, pero urge que la ley de militarización sea derogada para devolver garantías a las poblaciones más empobrecidas de la zona norte y delimitar a los mandatos constitucionales la actuación de las Fuerzas Armadas. En lo que van de estos años es cada vez más visible que la militarización y la mano dura traen consigo solo el aumento de la violencia, quiebre institucional y pone en riesgo el régimen democrático. Y, por último, esperemos que a la FTC no se le ocurra realizar un spot radial de bienvenida al papa Francisco a Paraguay. Simplemente porque no es su rol y ya están creadas las instituciones para el efecto.

Comentarios

.
Sin comentarios

Déjanos tu opinión

.
Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.