Protestas y represión: Mirando más allá de Calle Última

Ecuador sacó militares para reprimir a manifestantes, Chile sacó militares para reprimir a manifestantes y entre tanto, nosotros preguntándonos en redes sociales si la gente de Paraguay no se moviliza porque está todo bien acá, o porque la gente es cobarde, o si en serio nuestros gobiernos paraguayos son o fueron menos trogloditas y violentos que en el resto de los gobiernos sudamericanos.
Los conflictos políticos de finales de la década del 90 e inicio de los 2000 parecían ser en Paraguay los últimos destellos de la presencia militar en la política nacional, y en las calles.
Sin embargo, aunque la dosis repetida en el tiempo genera siempre acostumbramiento u olvido, no debería de olvidarse que el advenimiento del cartismo al poder en 2013, vino con elementos propios de su partido.
Se aprobó la Ley Nº 5036/13, que permitió la intervención de fuerzas militares dentro del país.
Se aprobó la condición de intervención militar ante el “enemigo interno”, una muy peligrosa herramienta para el poder.
Se instaló un estado de excepción en el norte del país, y con eso, militares reprimieron todas a las organizaciones campesinas que pudieron, asaltaron escuelas y hogares.
Apresaron a dirigentes como pruebas falsas, y claro, existen denuncias de otros tipos de abusos, como la tortura.
La lucha contra el EPP fue la excusa para la persecución de personas organizadas.
Generaron una Fuerza de Tarea Conjunta, con la participación de una entidad anticonstitucional: la Secretaría Antidrogas (Senad).
Militares, policías y antidrogas con un superpresupuesto con los peores resultados posibles, muertes e inestabilidad.
Entonces, si nos preguntamos porqué el pueblo paraguayo aguanta tanto sin reaccionar, es porque no podemos ver que miles de paraguayos reaccionan y se organizan, pero son perseguidos sistemáticamente por sus posiciones políticas, y para ello está la policía, la justicia y los militares como la herramientas efectiva del poder.
En nuestro continente los militares no salieron recién en estas semanas para reprimir, en Paraguay están en las calles, y en esas de tierra, por ahora, desde el 2013.
A veces parece que Calle Última es el límite de nuestro horizonte de comprensión.
*Secretario general del Sindicato de Periodistas (SPP)

Comentarios

.
Sin comentarios

Déjanos tu opinión

.
Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.