¡Pilar aciaga! ¡El sicariato no debe quedar impune!

Creo que la palabra aciaga describe con claridad lo que pasó con el sicariato perpetrado en la ciudad de Pilar, que acabó con una persona del sexo femenino. Aciaga o Aciago, significa desgracia y esta a su vez, algo que produce dolor y sufrimiento.
El crimen registrado sobre la avenida Gobernador Irala casi Capitán Bado, que acabó con la vida de una señora, Celsita María Chávez, pone a la ciudad de Pilar en una situación de luto, de dolor, asombro y terror. Todos estos calificativos lleva a la ciudad en una situación desgraciada; primero, poniendo a la «tranquila» ciudad al tapete de la agenda nacional siendo calificada como una sociedad cooptada por la mafia.
Cuando se habla de cooptación de la sociedad, nos estamos refiriendo a la ocupación realizada al espacio vacante en la sociedad por una fuerza determinada para el ejercicio de poder; la mafia fue captando a varias personas de la sociedad, y a su vez estos en algunos casos, van ocupando espacios de ejercicios de poder en la sociedad.
El avance de la mafia en la ciudad, primero se veía como oportunidad de bienestar económico para muchas personas, sin embargo, de un tiempo a esta parte se viene registrando varios hechos en la rivera de los ríos que bañan las costas del Ñeembucú; que en muchas ocasiones se presentaban como accidentes u ahogamientos, dando la posibilidad de sospechar que los hechos fueron ajusticiamientos; convirtiéndose esa oportunidad en algo escabroso.
Lo ocurrido con la víctima, a plena luz del día y en la vía pública, sobre la avenida más concurrida de la ciudad de Pilar, nos connota que la mafia tiene sus tentáculos en las diferentes instituciones de ejercicio del poder, dado que actuaron de manera confiada.
Esta afirmación se sustenta en que, para salir de la ciudad de Pilar, es sumamente difícil si es que se activa el sistema de control, puesto que para salir al departamento lindante de Misiones, hay una sola salida posible sobre camino asfaltado, la otra salida es por la zona de Laureles, pero es un camino sumamente dificultoso.
Al tener estas características, y viendo como actuaron los perpetradores de esta deleznable acción, uno concluye en que, los victimarios actuaron de una manera confiada; quizás con la colaboración de actores locales, este último hecho la investigación afirmará o descartará.
En nuestra sociedad es un secreto a voces de lo que venía denunciando la víctima; por ejemplo el gasoiltráfico y toda una red que supuestamente integran operarios judiciales, altos mandos policiales, operarios de ordeñes de barcazas, estaciones de servicios, etc. La ajusticiada desnudo el esquema de esta actividad ilícita.
Se repudia el sicariato en Pilar, y no hay que quedarse en silencio ante este hecho, aduciendo que «buscaba nomas luego esto»al denunciar tal esquema; tampoco debemos guardar silencio por no afectar de forma aparente los intereses de uno.
Lo que ocurrió, desgraciadamente desnuda la ausencia de políticas públicas que garanticen tener una vida digna, ya que ante la falta de oportunidades, se fortalecen las redes ilícitas, redes que hoy se envalentonan para enlutar la ciudad.
Se debe aclarar el crimen y se deben pronunciar las instituciones de gobierno (Gobernación y Municipalidades), condenando este tipo de hechos y exigiendo justicia; caso contrario estás instituciones de gobierno del territorio, podrían ser consideradas cómplices, dado que se registró el suceso en la zona de influencia de sus responsabilidades.
Si esta muerte queda impune, se corre el grave riesgo de normalizar el sicariato, y otorgar un espacio de acción a los ajustes al estilo de las mafias como modo convivencia. Es ineludible el replanteo de las políticas públicas para sacar a las personar de las actividades desarrolladas al margen de la ley para erradicar la mafia de la sociedad.
Pilar, tiene que salir a pedir justicia, por su hija caída, y por sus hijos que en un futuro sueñan desarrollar su vida en esta tierra.

Comentarios

.
Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.

.
Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.