Pago por Chino Cué a precios pretendidos por INDERT es ilegal

De las 10.300 hectáreas de Chino Cué que el INDERT pretende indemnizar mediante permuta por tierras fiscales en el Chaco o en su defecto en dinero, 3.500 hectáreas han sido expropiadas por la ley 2327/03 declarándola latifundio improductivo.

La Constitución y el Estatuto Agrario autorizan la indemnización mediante la permuta o en dinero en efectivo. Pero tratándose de un latifundio improductivo declarado como tal, tanto la Constitución y el Estatuto Agrario le dan un tratamiento especial a los efectos del pago por la indemnización, la forma y el tiempo de pago. En este caso, la Constitución le exonera al Estado del previo pago y de la justa indemnización, estableciendo que ésta “se abonará en la forma y el plazo que la misma ley determine”. La forma se refiere al pago que puede ser por permuta, cesión de bienes o derechos del INDERT, así como  en dinero,  y el plazo se refiere a los años en que se pagará.

Y acá viene lo importante. La ley que establece el Estatuto Agrario dispone que el valor de la indemnización pagado por los latifundios improductivos expropiados será el valor fiscal. En efecto, en su Art. 102 establece que “El valor de indemnización por las tierras expropiadas se determinará como sigue: a) Para latifundios improductivos: la indemnización por las tierras declaradas latifundios productivos y en consecuencia expropiadas se determinarán en base al valor fiscal del inmueble”. Por Decreto Nº 2854 del 22 de diciembre del 2014 de la Presidencia de la República, el Servicio Nacional de Catastro estableció los “Valores Fiscales Inmobiliarios Para el año 2015”, fijando el precio de 402.000 guaraníes la hectárea para el distrito de Itakyry, al cual pertenecen las tierras a ser pagadas. Es este precio lo que el INDERT debe pagar, tanto si lo hace por medio de la permuta como en dinero.

Pero el INDERT pretende pagar no el precio fiscal como dice la ley sino 11 millones de guaraníes la hectárea, que si bien dicha avaluación fue hecha por el MOPC, no es aplicable a este caso, porque lo que debe pagarse es el valor fiscal. Si el pago se hace mediante la permuta, el INDERT debe dar a Tierras y Negocios la cantidad de hectáreas equivalentes a 402 mil guaraníes la hectárea, en base al precio tasado por el INDERT para las tierras fiscales con que éste permutará. Justo Cárdenas, Presidente del INDERT dijo que “consiguió” que Tierras Y Negocios aceptara las tierras fiscales del INDERT a 1.880.000 guaraníes la hectárea, siendo el precio del INDERT para la zona de 450 mil guaraníes la hectárea. Y si el pago es en efectivo, también debe pagarle a razón de 402 mil guaraníes la hectárea. Si el pago se hiciera en dinero, la diferencia entre lo pagado y lo que corresponde pagar es de 10.598.000 guaraníes la hectárea, multiplicando este monto por 3.500 hectáreas, la diferencia es de 37.093.000.000 guaraníes, que sería el perjuicio patrimonial para el Estado paraguayo en caso de que se concrete el pago en dinero, en defecto de que el INDERT no pudiera pagar con tierras, como se comprometió en el Preacuerdo suscrito con Tierras y Negocios. La ley también dispone en su art. 103, que tratándose de latifundios improductivos, el pago en dinero “se abonará hasta en diez cuotas anuales” a partir del presupuesto inmediato siguiente a la transferencia. El preacuerdo arriba referido dice que en defecto de la permuta, el INDERT debe pagar 24 millones de dólares, y no se conoce que se haya pactado conforme a lo que la ley establece.

La otra arista del problema es a quién pagará el INDERT, ya que está en duda la autenticidad de la escritura pública de transferencia que hizo Lai Ching a Héctor Vidal Garay en fecha 17 de abril del 2008 y éste a Tierras y Negocios en el mismo año, teniendo en cuenta que hay un informe de la Dirección de Migraciones fechada el 16 de Enero del 2009 dada a conocer por la prensa, en el que consta que Lai Ching no registra ingreso al país desde abril del 2007 hasta enero del 2009, por lo que se duda de la firma de Lai Ching estampada en la escritura de transferencia. El problema radica en que si el INDERT paga a quien no es el propietario real de las tierras, y éste aparece en algún momento a reclamar el pago, el Estado se encontraría con dificultades.  Por otro lado, hay cuestiones que generan muchas dudas, como el pago de Tierras y Negocios de 4.700.000 dólares, equivalente a 22.090.000.000 de guaraníes  por unas tierras totalmente ocupadas desde hace más de 18 años y además expropiadas por el estado. En dinero en efectivo la empresa supuestamente pagó a Vidal Garay 3,7 millones de dólares en efectivo, equivalentes a 17.390.000.000 de guaraníes, con la total incertidumbre de poder cobrarle al estado. Vidal Garay, al parecer un ingeniero agrónomo, tiene suficiente dinero para pagarle a Lai Ching, y ha cobrado 3,7 millones de guaraníes a Tierras y Negocios por la venta de las tierras. La Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero (SEPRELAD) está investigando todos estos aspectos. Todo esto tiene importancia porque podría ocultar actos jurídicos simulados, con sus graves implicancias. La autorización que el Presidente Horacio Cartes ha dado a Justo Cárdenas para proseguir con el proceso de permuta, no ha sido prudente, teniendo en cuenta que el Ministro de la SEPRELAD Oscar Boidanich necesita estar libre de presiones aún cuando éstas sean invisibles, indirectas o implícitas, aunque dicho ministro ha demostrado honestidad en sus actuaciones.

En fin, Hay muchas cuestiones que deben aclararse, pero lo cierto y concreto es que si el INDERT paga a Tierras y Negocios 11 millones de guaraníes la hectárea por las 3.500 hectáreas declaradas latifundio improductivo y no el precio fiscal, ya sea a través de la permuta o de dinero, habría un perjuicio patrimonial para el estado paraguayo, y el Presidente del INDERT incurriría en el hecho punible de lesión de confianza.

Comentarios

Tags:
,
.
Sin comentarios

Déjanos tu opinión

.
Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.