Movilización para conseguir una Itaipú para los pueblos

Por Paola Ferraro

El nazionalismo siempre apela a um pasado beligerante y glorioso, a costa de esconder un presente entreguista. El caso Itaipú siempre fue un ejemplo de eso. En algún momento, la farsa de sus cánticos “in memorian Acosta ñu” tenía que tornarse evidente.

Mario Abdo Benitez simplemente replica el ideario stronista que escribió el tratado. De eso ya vienen hablando otros.
A su vez, el estimado simplemente encarna otro ideario similar: el de su supuesto opuesto en el coloradismo: Horacio Cartes. O acaso ya olvidamos la célebre frase “Usem e abussem do Paraguai porque agora é un momento inacreditavel de oportunidades”, dicha ante los inversores paulistanos, años atrás. Está en YouTube, imposible de ser olvidada.

Las crisis agudizan los conflictos y nos obligan a tomar posición. Eso es genial. Y esta crisis nos obliga a entender porque Itaipú es una causa nacional. Nos obliga a preguntarnos qué transformaciones posibles pueden concretarse con el uso soberano de nuestra energía. Nos obligan a concretizar (bajar a tierra) conceptos tan abstractos como los de “soberanía” o “derecho de los pueblos”. Y mejor aún, nos permite imaginar otro Paraguay posible, si disponemos soberanamente de esa energía hoy cautiva y la vendemos al mundo, a precio de mercado. Nuestras ciudades serían otras, la salud la educación, el transporte, la investigación, la inversión en cultura seria otra. El país sería, sin lugar a dudas, otro, algo muy distinto a lo que es hoy.

Para nuestros padres y abuelos, la construcción de Itaipú mudó la cara del país. Para nosotros, su renegociación es una oportunidad de agudizar mil veces más esas mudanzas vividas por generaciones anteriores, en beneficios de nuestro desarrollo.

A qué intereses específicos responden los sucesivos gobiernos colorados que entregaron nuestra soberanía energética? A qué capitales en concreto, obedece Mario Abdo? Qué Brasil es el que perpetua su dominación colonia sobre Paraguay, siendo Itaipú, uno de los pilares que evidencia esta dominación histórica?

¿Y cómo estos capitales no solo perpetuan un modelo colonial y estractivo de una país sobre otro, sino también dentro del mismo Brasil? Porque asi como existe un eje sur, sur-este que goza ampliamente de los beneficios de esta represa, de sus ganancias económicas, de la riqueza generada.

También existe una cara o varias otras caras de Brasil, olvidadas o, mejor dicho, invisibilizadas por estos capitales: tanto el eje norte y nordeste, a quienes no les llegan nunca los beneficios económicos de esta máquina de hacer guita que es Itaipú, o las poblaciones del propio sur y sur-este, que no pueden ejercer una labor contralora sobre el presupuesto de la represa en cuestión, ni pensar en un presupuesto participativo de la entidad.

Sin lugar a dudas, Itaipú es una causa nacional para nosotros, los que habitamos este pedazo de tierra llamado Paraguay. Pero también lo es para nuestros vecinos. Cuando hablamos de la dominación colonial brasilera, es importante saber o recordar, que esa dominación tiene nombre y apellido, y hasta zona geográfica de ubicación. Es importante saber o recordar, que es algo concreto y no una abstracción gigante con nombre de país: son firmas, empresas, corporaciones, personas en concreto. Y que del otro de la frontera existen aliados estratégicos que también necesitan recuperar soberanía sobre esos recursos.

El latinoamericanismo, lejos de ser un ideal romántico o una paja mental intelectual, es siempre, algo concreto, algo necesario en el plano real para lograr mudanzas significativas. Itaipú puede ser no solo una causa paraguaya, sino mejor aún, latinoamericana

Itaipú también es una causa para la sociedad brasileña porque también son recursos cautivos por los mburuvichas de São Paulo.

Pea ha´e la lucha latinoamericana de los pueblos así que menos banderas del Che y más acciones reales pela amor de deus: Ocupación de embajadas en ambos países, ocupación de la sede de Itaipú en Asunción, cierre del Puente de la Amistad de forma indefinida, por ejemplo.
¡Acorda esquerda latinoamericana!

Comentarios

.
Sin comentarios

Déjanos tu opinión

.