Imagen ilustrativa. Foto: C.S.

Mentiras y verdades sobre la mecanización en la agricultura campesina

Es común escuchar de algunos sectores que la agricultura campesina se ha desfasado de los avances tecnológicos,  planteando la mecanización como solución a todos sus males. El programa gubernamental de lucha contra la pobreza denominado “Sembrando Oportunidades” pretende  enmarcarse en ese planteamiento, pero en forma de asistencialismo, populismo y demagogia, a lo que podríamos denominar un remedo o una caricatura de mecanización.

El problema radica en reducir toda  la crisis de la agricultura campesina a un solo factor, que es la falta de incorporación de tractores, trilladoras y otras maquinarias, buscando asimilarla a la agricultura empresarial, mercantil y mecanizada. Es aquí donde está el  error porque reduce toda la crisis de la agricultura campesina a un solo factor que es la falta de incorporación de maquinarias. Sin embargo, el uso de las mismas es importante en las tareas de preparación, habilitación, subsolado y compactación de suelos, la siembra especialmente de granos, la cosecha de los mismos y para atraer el interés de las nuevas generaciones de jóvenes. Pero la incorporación de maquinarias no resuelve  todo el problema de la crisis de la agricultura campesina, sino sólo uno, que es el de alivianar, agilizar y facilitar las tareas y trabajos, y el de contribuir para que los trabajos agrícolas se hagan en las estaciones climáticas oportunas. Pero siempre que los grupos campesinos tengan la capacidad adquisitiva, de gerenciamiento, administración, uso, mantenimiento y reparación de las máquinas.

Sin embargo,  la mecanización de la agricultura campesina, sólo puede ser parcial, para algunos trabajos productivos, porque la diversificación de cultivos exigirá rubros para los cuales, los tractores serán inapropiados, porque las maquinarias exigen homogeneidad del mundo vegetal; La máquina no discrimina entre distintos tipos de semilla, plantas altas o bajas, entre distintas especies de una asociación. Exige trabajar con poblaciones homogéneas, con semillas que pueden ser sembradas mediante tubos de un mismo diámetro, con plantas que pueden ser cosechadas a la misma altura y en la misma fecha. En unidades productivas tamberas y avícolas, sí es posible la mecanización casi total, como he constatado en fincas campesinas agrícolas y productoras de leche de Alemania, Bélgica, Holanda y España, en las que una pareja maneja un tambo de 80 vacas lecheras. También es un aprendizaje de observaciones hechas en unidades productivas campesinas de Cuba, Brasil, de otros países latinoamericanos, y de 25 años de trabajo con comunidades agrícolas campesinas nuevas y antiguas de nuestro país.

Hay otros factores muy complejos y fundamentales cuya superación es una condición inmanente al desarrollo de la agricultura campesina. Entre las principales se encuentran:

1.-  La comercialización. Según el Censo Agropecuario Nacional del 2008, el 67 % de las fincas de la agricultura campesina vende sus productos a acopiadores y  comerciantes, quienes por la vía de la extracción del excedente impiden los procesos de acumulación de capital de la economía campesina. Para lograr una mayor comercialización directa a los consumidores, a los mercados mayoristas y minoristas, supermercados, agroindustrias y exportadores, se requiere superar muchos y complejos obstáculos. Entre ellos pueden citarse que la producción no se planifica de acuerdo al mercado; la producción es estacional y la demanda requiere un aprovisionamiento constante, en tiempo y en cantidad; la producción es dispersa  y alejada de los centros de consumo; la oferta es de un solo producto y  la demanda es variada

2.-  la falta de infraestructura para el almacenamiento y la refrigeración; la carencia de apoyo financiero o créditos apropiados; la falta de información sobre los mercados; los altos costos de transporte; el escaso procesamiento de los productos.

2.- La producción y comercialización es a pequeña escala y en forma individual, lo que le imposibilita abastecer o vender en forma directa a los centros o negocios de consumo como supermercados, mercados, etc.

3.- Los suelos están degradados, lo que determina una baja productividad y rendimiento.

Estos obstáculos citados no son tenidos en cuenta por la “Modernización y mecanización de la agricultura familiar” del gobierno. Pero el defecto central del proyecto gubernamental, está en que la incorporación de los tractores está a cargo del estado, que se encarga de su adquisición, administración, mantenimiento y reparación y de hacer un trabajo que corresponde al agricultor, supliendo el rol de éste. Este planteamiento es insustentable en lo productivo, en lo económico y en el tiempo, porque las maquinarias, su uso, administración, gerenciamiento, mantenimiento y reparación,  no son el resultado de la acumulación económica de la finca campesina, sino un asistencialismo que terminará tan pronto como terminen los tres años que le resta al gobierno, tras lo cual, los agricultores volverán en el mismo estado en que se encontraban antes de la “mecanización”. El gobierno informó que éste es un plan piloto ejecutado en el 2014, consistente en la preparación de suelos de  5.000 hectáreas de fincas campesinas, abarcando 600 hectáreas de siembra. En realidad no es un plan piloto sino todo el plan. Teniendo en cuenta dicho informe, no corroborado por organizaciones campesinas o no gubernamentales, el impacto de dicho plan es insignificante, teniendo en cuenta la cantidad de agricultores.

Un programa estatal de desarrollo de la agricultura campesina viable y sustentable debe apoyar la producción diversificada y sostenible, el manejo de la productividad de los suelos, la comercialización, el procesamiento,  la organización de los productores y el desarrollo de sus capacidades. Y si existen grupos, organizaciones o comunidades de agricultores que quieran, facilitar la venta de tractores a los mismos, cuando su capacidad adquisitiva, de gerenciamiento, administración, mantenimiento y reparación de los mismos haya desenvuelto, desarrollando sus capacidades para que puedan hacerse cargo de sus propias vidas. Este es un principio válido para todo tipo de sociedades y sistemas políticos y sociales, ya sean capitalistas, tribales,  indígenas, pre capitalistas o  socialistas.

 

Comentarios

.
Sin comentarios

Déjanos tu opinión

.
Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.