Los serios riesgos de que sobrevenga la inflación

Por Carlos Verón De Astrada

Que nos puede deparar nuestro futuro inmediato

A esta altura de esta etapa de nuestra historia a la que se dio en calificar de “transición democrática”, se comprueba que los intentos de despegarnos del modelo clientelista prebendario para alguna inserción en un modelo capitalista de promoción de la inversión extranjera, no pueden prosperar.

En esa etapa hubo dos intentos de instalar gobiernos empresariales, el de Juan Carlos Wasmosy y el de Horacio Cartes. Los dos intentos fracasaron. La obsesión de Cartes que incluso le hizo incurrir en poco gratas expresiones , sirvieron de poco.

Presupuestamos que Mario Abdo Benitez intentará devolver el Estado al Partido Colorado. De acuerdo a lo que reporta el diario Ultima Hora, el gabinete es más partidario que técnico, lo que le diferencia del gobierno saliente.  Si esto es así , la estructura económica no puede cambiar. La concentración de tierra persistirá con el riesgo de agravarse.

Ya la ARP llamó la atención sobre la necesidad de prestar atención a la seguridad. La seguridad a la que se refiere, obviamente es la de la tierra , que como todos sabemos , en su mayor parte es malhabida.

La política tributaria será la misma tributación regresiva. El nuevo ministro de Hacienda al hacerse cargo, ni siquiera insinuó un cambio en la política tributaria. Tuvo el mismo discurso de la administración saliente, consistente en buscar mecanismos para mejorar la recaudación combatiendo la evasión. Dicho así, está claro que el nuevo gobierno no va a gravar la exportación de soja ni la carne. El mayor empleador volverá a ser el Estado para volver a la vieja política clientelista del stronismo.

Las perspectivas de gobernabilidad son flacas sobre todo por el escenario internacional. El nuevo gobierno inicia su periodo con una deuda externa sin precedentes, llegando a más de 7.500 millones de dólares. Si bien la relación con el PIB, aun no es alarmante, al no tener una contrapartida en el ingreso y el porcentaje que ya se está utilizando en el pago de los servicios de la deuda.

Ese modelo (el de Stroessner) se sustentaba en la represión y un folklórico keynesianismo financiado con empréstitos externos. Y cuando esta fuente empezó a decrecer, se compensó con creces con la construcción de las represas binacionales.

La pregunta que surge es , en el periodo que se inicia, de dónde vendrán los ingresos para solventar el modelo?. La crisis mundial y regional, como consecuencia de la ralentización del comercio internacional a causa de la guerra comercial en curso, hará –como ya está ocurriendo- bajar la demanda de soja y carne y consecuentemente sus precios en el deprimido mercado internacional. El recurso que se avizora, es la instalación de un neoliberalismo rampante basado entre otras cosas, en el cambio del sistema previsional de reparto al de capitalización individual, lo que significa la privatización de la gestión jubilatoria, y por otro lado, la flexibilización laboral. Esto se usaría como gancho para atraer inversiones. Lo primero lo que haría, es incrementar la especulación financiera y lo segundo, la total desprotección laboral.

Por otro lado, el incremento de la deuda, tendrá que exigir recurrir a los organismos multilaterales como el FMI  y a partir de ahí, el consabido ingrato destino: los planes de ajuste estructural. Los factores mencionados más arriba que posibilitaron ingresos para sostener el modelo clientelista, lamentablemente hoy no están.

Hasta tanto no se concrete una aceptable negociación del tratado de Itaipú que vence en el 2023, corremos el riesgo de padecer lo que está padeciendo la Argentina: una devaluación e inflación imparables. Ese escenario si se diera, para un país tan endeble como el nuestro, sería catastrófico. Me sentiría muy bien si me equivoco.

 

Comentarios

.
Sin comentarios

Déjanos tu opinión

.
Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.