Los mitos de la educación

Vamos a seguir el tema de ayer a ver si podemos acercarnos a responder a la pregunta de “Educación, ¿solución para todos los males?”.

Comencemos limpiando el camino y hablemos de los mitos de la educación.

Uno de ellos es “la educación es el camino mejor para salir de la pobreza”. Eso es una exageración bien intencionada. La educación ayuda unida otras muchas causas, pero no automáticamente suprime la pobreza.

Otro , en una sociedad competitiva, “la educación es la mejor escuela de competitividad”. Este mito además de exagerado es falso. La competitividad tienen anti valores que no son educativos.

Finalmente, entre otros muchos mitos, está el de la alabanza de la “educación única diferenciada” que consiste en aplicar el curriculum a estudiantes muy diferenciados en condiciones de vida (vivienda, ingreso económico familiar, ocupación, salud,etc…) Este, además de falso acaba, siempre con el abandono masivo de una parte de los estudiantes. Precisamente lo contrario sería más verdadero: “la educación diferenciada única que tomando en cuenta y partiendo de las grandes diferencias de los alumnos aplica la pedagogía distinta necesaria para que los contenidos fundamentales sean bien asimilados por todos.

Y hablando de este tema no podemos olvidar a los docentes. Y el profesor Melquíades Alonso, en cuyo pesamiento me inspiro y del que aprendo todos los miércoles en el programa de radio Fe y Alegría, 1300 AM, lo resume en una breve frase “Más que capacitación, que es necesaria, el docente necesita una causa, una motivación profunda compartida transcendente que lo lleve a colaborar en un proceso de construcción de una sociedad mejor”.

Me parece que la respuesta al tema sobre si la educación soluciona todo se va acercando.

No es un sí ni un no rotundo. La educación, si es buena o sea si cumple todas las condiciones dichas, es un elemento importantísimo, pero va a depender de otras causas sociales muy importantes.

Comentarios

.
Sin comentarios

Déjanos tu opinión

.