Lo que nadie quiere escuchar sobre el fundamentalismo

El mundo está en problemas. ¡Chocolate por la noticia! Una de las trampas que el pensamiento mágico nos tiende a menudo es la de limitarnos a observar la superficie de los problemas y creer que con una “poda” a tiempo los mantendremos controlados y así liberarnos de la responsabilidad de escarbar, ensuciarnos y buscar las raíces de la plaga que nos perturba para arrancarlas de cuajo y empezar de cero. El candente y delicado asunto del terrorismo no es la excepción a la regla. Ojo, esto no significa que las soluciones superficiales son siempre las moderadas…

Consultado acerca de esta cuestión, el periodista argentino Nicolás Morás,  reconocido mundialmente por su defensa de las libertades individuales afirma:

“Muy por el contrario a lo que la gente cree, las políticas anti-terroristas más agresivas que se han aplicado durante los últimos años resultan a la vista ineficaces, erradas: y la masacre contra los colaboradores de Charlie Hebdo lo pone en evidencia “ – y continúa-  “Las restricciones a la inmigración y a la libre circulación de las personas, sólo han logrado alentar sentimientos irracionales como la xenofobia y el racismo en el seno de las sociedades tradicionalmente más progresistas, como por ejemplo la francesa y la sueca. Dichos sentimientos se materializaron en el avance de iniciativas políticas de extrema derecha, como el Frente Nacional de Marinne Le Penn.

Ó el voraz avance de los gobiernos sobre la privacidad de sus ciudadanos desde los atentados del 11 S. ¿Qué ha generado? Una suerte de Big Brother que encabezan los Estados Unidos y arrasa con las garantías ciudadanas fundamentales, situación puesta en evidencia  a partir del caso Edward Snowden, “que vos conocés de primera mano estimado Benjamín”

“Por último, las medidas más sanguinarias e injustificables fueron las sucesivas incursiones de las potencias militares de Occidente en países islámicos. Utilizaron variadas excusas a lo largo de estos años para intervenir, pero los resultados siempre son los mismos: Civiles inocentes asesinados y la retroalimentación del fanatismo religioso que fomenta a la Yihad”.

“Por supuesto, detrás de todas las acciones que te mencioné radican intereses ocultos, entre ellos estimular o reactivar el complejo militar industrial que no puede sobrevivir inmerso en el pacífico desarrollo de un auténtico mercado libre o aprovecharse políticamente del miedo del pueblo para dominarlo. Es el cuento más viejo del mundo, si no me quieres te pongo frente a un enemigo mucho peor y ya vas a ver cómo te vas a unir conmigo por el espanto”.

Sin embargo, no siempre el fundamentalismo islámico ha sido considerado un enemigo por los políticos de occidente:

Al igual que muchas otras personalidades,  Julian Assange se esfuerza por recordarle a los norteamericanos que durante los años 80 Ronald Reagan y la CIA armaron al ejercito talibán a través del empresario saudí Osama Bin Laden. ¿Con qué fin? El de dar un vuelco definitivo a la Guerra Fría logrando que los soviéticos se retiren de Afganistán. Y lo lograron. Paradójicamente, señala Morás, años después será bombardea su embajada en Nairobi con los mismos misiles que le proveyeron a Al-Qaeda. Una interesante película norteamericana relata este suceso: “Charlie Wilson´s War”.

Cabe destacar que incluso en la actualidad continúan las ambigüedades en el trato con los impulsores de la Sharia -modelo de estado regido por el Corán-. Arabia Saudí , cuna de Osama Bin Laden, es el país con mayor cantidad de decapitaciones y lapidaciones a mujeres y homosexuales del mundo, según Amnistía Internacional, pero la monarquía petrolera que gobierna esta nación tiene una fuerte alianza oficial con la democracia republicana estadounidense y las coronas española y británica. En particular, la aristocrática familia Bin Laden posee acciones en compañías petroleras pertenecientes a la familia Bush y viceversa.

Entonces, ¿Dónde está la solución? ¿En negar que el islam es un credo que promueve la violencia? ¡Claro que no! Esta postura difundida entre muchos socialistas autoproclamados  “tolerantes” es contradictoria con el laicismo que pregonan. La política catalana de izquierdas Pilar Rahola , entrevistada en el programa televisivo Salvados se mofa de sus compañeros y dice “Los mismos que señalan espantados la sotana de un curita del pueblo son los que quieren inaugurar mezquitas en predios estatales y admiten que la mujer inmigrante sea sometida a la aberrante inequidad de la burka”. Así mismo, retomando lo dicho por Morás, no es el inmigrante musulmán sinónimo de terrorismo. Si no me cree, entérese que el policía asesinado en París por los encapuchados era un agente de origen argelino y musulmán. También lo es el empleado del Supermercado Kosher que salvó a su clientela del exterminio. Allí aparece la solidaridad entre semejantes, el gran enemigo de los sectarismos de cualquier creencia o ideología.

De más está recordarle los horribles crímenes que alberga la historia de la curia Católica, mayoritaria en este país: desde la Inquisición hasta el abuso de menores por parte de sacerdotes en la actualidad, tan sensible en nuestra región. Y no por ello han de perseguirse los fieles católicos, que casi unánimemente se posicionan en contra de tales sucesos y del triunfo de la justicia.

A esta altura el lector estará confundido y se preguntará: ¿Qué proponés entonces? … y lo primero que propongo es darle una segunda lectura a este escrito para contestar dicho interrogante. Propongo ¡Pensar! Detenerse ante este fenómeno complejo y peligroso y tratar de entenderlo. Nada se soluciona por arte de magia…hay que buscar soluciones racionales y no dar palos de ciego.

Adhiero al falsacionismo de Karl Popper : El primer paso es refutar la hipótesis errada y aprender del error.

Y sobre todo tratar de hacerlo juntos, porque nadie es dueño de la verdad. Acaso es lo que creen los terroristas y dogmáticos… y lo único que logran en dejar víctimas a su paso.

*Benjamín Saldarria Prieto es Ingeniero Informático (Universidad de Palermo) y un activo militante a favor de libre expresión y la privacidad en Internet. Experto en medidas de resguardo de datos personales,  fue becado por la Electronic Frontier Foundation para integrar su grupo de estudio latinoamericano. Paraguayo, tiene 24 años y es un amante de la ciencia y las nuevas tecnologías.

Comentarios

.
Sin comentarios

Déjanos tu opinión

.
Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.