La semblanza de Toko

Por Santiago Caballero

“Semblanza de un militante” es el libro sobre Francisco Estigarribia a presentarse el viernes 8/11, a las 19 en la Plaza Italia, de Asunción.

No sé qué es pero, debo confesar, me cuesta seguir este escrito. No es solo la tristeza de comprobar que justamente Francisco, Toko, no estará en cuerpo y alma con nosotros. Es, sobre todo, la profunda tristeza de que su ausencia es un muy duro golpe para cuantos lo conocimos, lo apreciamos; para los que vimos en él un vivo y palpitante testimonio de un niño, de un adolescente, de un joven estudiante, en el que se encarnó la utopía de una sociedad más justa, más inclusiva, más fraterna.

Es así que, desde hace nos meses, cuando menos lo esperábamos, Toko, con su jajapokatu, nos dice, no hay pausas, no hay recreo, no hay lágrimas, adelante, seguimos juntos en el quehacer, en el qué hacer. El camino a recorrer puede partir, por ejemplo, del ver diferente al niño o niña o adolescente que en la calle te dice te cuido tu coche, señor, señora; tenés una moneda; no comí nada ko hoy, damena un milí…Desde nuestro cómodo ver, desde nuestras siguientes justificaciones al dolor del otro y a nuestras comodidades, hay alguien que nos dice no, no al silencio, no a la indiferencia, no a los estereotipos de los asistencialismos maquilladores.

Basta, heí Toko. Jajapokatu lo diferente, lo más difícil pero lo único que garantiza un cambio real para vos y para los otros: el caminar con ellos en la búsqueda de rescatar su dignidad de personas, de devolver su capacidad de asumir su historia, de posibilitar el protagonismo en la instalación de sus derechos. Toko, nos vas a hacer falta en la calle, en la Facultad de Ciencias Sociales (FACSO). Pero, ante todo, vamos a leer tu Semblanza, los testimonios reunidos por Julio Benegas, cuyo ejemplar vamos a recoger en una plaza, el espacio ciudadano perdido porque pocas veces nos encontramos en ellas para dialogar, para analizar, para animarnos a caminar juntos hacia los cambios necesarios.

Luego lo vamos a llevar a la FACSO. En sus líneas aprenderemos a leer lo que vos leías en los rostros de los niños de las calles. Y, te prometemos, este libro no quedará ni en los anaqueles de la biblioteca de la Facultad o de nuestras casas. Lo llevaremos con nosotros, en nosotros, con la alegría, con el entusiasmo, que vos lo escribiste hace mucho tiempo para todos.

¡Gracias, Toko!

Comentarios

.
Sin comentarios

Déjanos tu opinión

.
Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.