Asamblea de estudiantes de la UNA.

La primavera estudiantil

Por Verónica Barreto
Estudiante de Psicología y Ciencias Sociales

—————————————————————————————————–
Somos nosotros, los sujetos de la Primavera Estudiantil, con nuestras convicciones inalterables, los que encendemos la esperanza de una nueva universidad, al despertar la conciencia de que sí es posible. Resistimos con alma y cuerpo, seguros de que nuestras palabras no quedarán en el vacío ni nuestra lucha en el olvido.

Somos testigos de la desidia que nos deshonra, porque han teñido las aulas de indiferencia, de negligencia y repugnante tiranía. Decimos la verdad por eso no tenemos miedo, ni a represalias ni a estigmas, sino que la arrebatamos para defenderla hasta las últimas consecuencias.
Somos nosotros, los estudiantes, los que avanzamos en pie de guerra, porque la corrupción, la persecución y la injusticia en nuestras facultades se han vuelto insoportables, porque la sed de un cambio real nos impacienta, porque el compromiso y la fe que han apostado en nuestras manos nos desafían.

Queridos compatriotas, la universidad no es una empresa, es el vientre de donde nace la ciencia que da a nuestro país sus médicos, psicólogos, economistas, sociólogos, arquitectos, periodistas y políticos, etc., entendemos entonces que el presente que vivimos es la indivisible manifestación de la educación que la alimenta. Por esta misma razón, cansados de que ella se haya convertido en un idéntico reflejo de la putrefacta politiquería que sojuzga a nuestra sociedad, nos hemos vestido de coraje para luchar por ella.

Hoy más que nunca necesitamos abrazar el conocimiento como nuestro mayor acto de rebeldía, porque la ignorancia ha sostenido subordinado a todo un pueblo bajo mezquinos intereses.

El pensamiento científico debe estar combinado con la práctica política, por eso no vemos otro camino más que la organización de un poder estudiantil, que lleve a cabo la verdadera reforma del sistema educativo que tanto nos afrenta.

Repudiamos la injerencia política de oportunistas y ladrones y denunciamos el carácter clientelista y prebendario que maneja la universidad a su antojo. Denunciamos la corrupción y el nepotismo reinante en la selección de funcionarios y docentes, y en las prácticas de los altos mandos donde el único fin es el enriquecimiento ilícito, así también la persecución a docentes y alumnos, y un sin número de irregularidades en la administración y política de la UNA.

Al observar que 95% de los jóvenes en edad de estudiar no conoce la universidad y que el 5% que sí tiene acceso se encuentra con que la educación superior no responde a las necesidades reales del Paraguay sino a los caprichos de lucro de unos cuantos, no vemos en la obligación de rebelarnos, como nos manda la ley.

Basta de arbitrariedad de las autoridades que dificultan y obstruyen los procesos académicos, basta de burocracias institucionales que priman sobre el derecho de desarrollo pleno de las personas, basta de teorías obsoletas que solo sirven para la perpetuación de la mediocridad y que no son útiles. Basta de prácticas academicistas y profesionalistas donde no se tiene en cuenta al campesino ni al indígena y se menosprecia la diversidad cultural, basta de altos costos de las matrículas y aranceles y materiales de estudios que hacen inaccesible la educación, basta de malversación de fondos destinados a la educación, basta a mucho más.

Aunque la UNA goza de una supuesta autonomía universitaria, el reflejo de los intereses reales de su política no ha sido de libertades ni de justicia, sino que se han forjado en ella nuevas formas de opresión y degradación de la dignidad de los estudiantes, docentes y funcionarios.

Nuestro proyecto revolucionario no debería perder tiempo ni energía en negociaciones superficiales como se pretende, sino en organizar el gobierno del estudiantado, porque somos nosotros quienes a través de nuestra intervención, a través de nuestra propuesta, nuestra conducción y nuestra práctica los que construiremos el saneamiento real de la UNA.

Llamamos a todos los estudiantes universitarios y secundarios, a los docentes y egresados, a los trabajadores, a toda la ciudadanía que se sienta en sintonía con esta propuesta, a sumarse a las acciones para fortalecer la unidad en esta lucha, pues creemos profundamente que es la única manera de cambiar de raíz las condiciones de la educación pública en el Paraguay que dará lugar a la sociedad que todos soñamos, de ciencia, de cultura, diversa, más justa y equitativa, etc. Sepamos, que si dejamos de luchar por ella, entonces dejamos de construirla.

Comentarios

.
Sin comentarios

Déjanos tu opinión

.
Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.