La Expo 2015 y la pequeña y mediana industria nacional

El pasado sábado 18 de julio fue inaugurada la Expo 2015 denominada “XXXIV Expo Feria Internacional de Ganadería, Industria, Agricultura, Comercio y Servicios y la LXX Exposición Nacional de Ganadería”, evento que se entenderá del 11 al 26 de julio. El mismo tiene entre sus objetivos la promoción de los sectores nacionales de actividad empresarial privada y/o estatal, ya sean de producción primaria, industrial y/o servicios, y la demostración de los logros alcanzados por los mismos. La Expo comenzó en el año 1975 y a partir de 1988, la feria se realiza cada año. Este año el emprendimiento es llevado a cabo por la Unión Industrial Paraguaya (UIP) y la Asociación Rural del Paraguay (ARP). Desde sus inicios y hasta hace unos años, la Expo tenía el lema “Consuma lo que el Paraguay produce y produzca lo que el Paraguay consume”, como un medio de valorizar, promocionar y fomentar la industria nacional, lo que fue abandonado en los últimos años en forma inexplicable, teniendo en cuenta que el carácter internacional de la Expo, no es incompatible con la promoción de la industria nacional. El pabellón industrial de la presente edición de la Expo cuenta con la presencia de los sectores de energía eléctrica, plásticos, madera, mosaicos, metálicos, cartón, papel, aluminio, confección, gráficos, lácteos, harineros, alimentos, cerámica y domi sanitarios, que son los sectores más competitivos y productivos de la industria nacional, lo que es auspicioso.

Sin embargo, este año, al igual que el año pasado, el listado de los expositores permite ver que la industria nacional, en especial la gran mayoría de la pequeña y mediana industria, tiene muy poca participación, en comparación con las grandes empresas transnacionales que por su estructura y recursos, copan las principales instalaciones, la visibilidad y el protagonismo del evento. Los costos y el canon que deben pagar las industrias que quieran exponer sus productos, además del poco interés de los organizadores, son entre otros, los principales factores que causan la escasa presencia de los pequeños y medianos industriales. Sin embargo, la Expo es la ocasión y el lugar para que la industria nacional exponga sus logros, por lo que los organizadores deben tener un trato diferenciado con la misma en relación a las grandes empresas multinacionales, facilitándole un menor costo del canon, alquileres e infraestructura, para que puedan participar. Es cierto que tiene su stand un sector de la artesanía, pero la gran mayoría de los pequeños y medianos industriales, está casi ausente. Y el Ministerio de Industria y Comercio debería cumplir un rol importante en ayudar a costear a las pequeñas y medianas industrias los gastos que implican la exposición de sus productos, ya que el evento es de carácter privado y requiere de gastos para participar, lo que está fuera del alcance de los mismos, por su poco margen de utilidad y de ganancia. La falta de interés demostrado por el Ministerio de Industria y Comercio en este aspecto, es un indicador más de que el mismo carece de una política, un programa e iniciativa para el fomento y apoyo a la industria nacional.

El principal criterio tenido en cuenta por los organizadores para exponer en la Expo, es el financiero. Participan los que tienen dinero y los que no lo tienen, no exponen. Esto también es otro indicador de la poca importancia que presta la actual dirigencia de la UIP a los pequeños y medianos industriales, pues si bien no se puede desconocer el costo financiero y el carácter comercial, es también importante la promoción y la exposición de los productos industriales nacionales, como dicen los propios objetivos de la Expo, y los dirigentes de la UIP saben perfectamente que sus asociados pequeños y medianos no tienen o tienen poca capacidad económica para costear esos gastos.

El año pasado, Eduardo Felippo, Presidente de la UIP había justificado la exclusión de la firma Frutika, manifestando que la expo feria se manejaba por reglas comerciales lucrativas y que no existía discriminación hacia la industria nacional, como había denunciado Cristina Kress, presidenta de la mencionada industria paraguaya. La misma había sido excluida porque la Expo había otorgado los derechos de exclusividad a una firma gaseosa transnacional. Felippo había agregado entonces que “del alma” le gustaría dar todo el espacio a la industria nacional, pero insistía en que la expo feria es una iniciativa del sector privado y participa el que paga más. Con ese criterio obviamente expondrán en la Expo sólo las empresas multinacionales que sí tienen mucho dinero, y, sí hay discriminación, cómo que no. Hay discriminación basado en el dinero, en perjuicio de los objetivos de la promoción y de la oportunidad para la industria nacional. Es comprensible que se tenga que tener en cuenta el aspecto financiero, pero habría que compatibilizar este factor con los propios objetivos enunciados por la Expo, que es la de promover los sectores industriales del país.

El fomento y el desarrollo de la industria nacional, grande, pequeña y mediana, no sólo son importantes sino que son fundamentales para el desarrollo económico y social del país, por lo que la exposición en la Expo, de sus productos y sus logros, es conveniente y debe ser apoyado, tanto por la UIP como por el estado.

Comentarios

Tags:
, , ,
.
Sin comentarios

Déjanos tu opinión

.
Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.