Hernandarias: ¿Condenará la CEP la violencia y el prejuicio?

Por Jimmi Peralta*

¿Podemos decir que ya pasó un día no?… Estamos en la noche del 30/9 y se sigue esperando el comunicado de la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP), en el que aclare que no tiene vinculación alguna con los actos de violencia contra la comunidad LGTBI, ocurridos el domingo 29/9 último en Hernandarias.

Un texto en el que aclare su repudio a la violencia como modo de convivencia, llamando al diálogo y a la tolerancia. Algún apartado diciendo que el mensaje de Cristo es el amor entre los hijos de Dios.

Uno en el que debería de instar al estado y a la policía, en particular, a que defienda los derechos de la ciudadanía en su conjunto, sea cual sea su bandera, una paraguaya o una de arcoiris.

La CEP es guía espiritual de gran parte de esta gente violenta e intolerante que actuó el domingo, y debería asumir su responsabilidad de seguir orientándolos, pero esta vez hacia la no violencia. Son lo suficientemente formados para saber que su silencio es complicidad y beneplácito tácito a favor de lo ocurrido.

Fueron golpes, empujones, piedrazos de aquellos que apelan a sus creencias religiosas para atropellar los derechos de otras personas. Pero no son solo algunos feligreses quienes actúan con violencia, y no es solo ante esta violencia que la Conferencia Episcopal debería de posicionarse, cuestionándola, desmarcándose; sino que algunos miembros de la iglesia misma se encargan de agitar estos comportamientos de intolerancia que degradan la vida democrática.

Sus propios miembos parecen susurrar al oído de los que serán después actores materiales, las figuras políticas. Este parece ser el caso del Párroco de Iglesia de Hernandarias.

La cultura de derrotar a una idea diferente a la propio a través del miedo que dejan los amedrentamientos, las persecuciones, los actos de violencia y la muerte, no son ajenos a la historia iglesia. En algún momento el cristianismo fue una minoría que sufrió los ataques del consenso establecido, tuvo sus propios mártires, y desde ahí se edificó.

Se supondría que después de tantos siglos ya pudo haber desarrollado la capacidad de empatía, y comprender que es básica la tolerancia de la diversidad en este momento de desarrollo social y democrático. Por eso, antes de acusar a la CEPl, podríamos esperar que den a conocer un comunicado de empatía, cordura, humanidad y de no violencia.

*Es secretario general del Sindicato de Periodistas (SPP)

Comentarios

.
Sin comentarios

Déjanos tu opinión

.
Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.