¿Es posible un golpe de estado en EEUU? Trump llegó hasta la tentativa y muchos creen que el asesinato de JFK fue un golpe consumado

El intento de Donald Trump de desconocer la voluntad popular anulando las elecciones por un fraude que no existió, y la vulnerabilidad a sus propósitos de un sector de los organismos del estado, vuelven a colocar el magnicidio no aclarado suficientemente del presidente John F. Kennedy en 1963, como hipótesis de un golpe de estado consumado.

El presidente John F. Kennedy fue asesinado por disparos de arma de fuego el 22 de noviembre de 1963 a las 12: 30 hs en Dallas, Texas, mientras estaba en el tercer asiento al lado de su esposa Jackie Kennedy, a bordo de la limusina Lincoln Continental que se desplazaba a paso de hombre. Fue declarado muerto 30 minutos después del atentado en el hospital principal de Dallas.

Las inconsistencias de las conclusiones de la Comisión Warren, sus lagunas, la falta de pruebas, las falencias de las investigaciones del FBI y de la CIA, la bala asesina que tiene una trayectoria improbable, el asesinato del presunto autor Lee Harvey Oswald sólo dos días después por Jack Ruby, el pasado sinuoso de éste y su silencio infranqueable, hicieron que el informe no convenciera a la gran mayoría y a la prensa. Oswald fue acusado, pero jamás llegó a juicio. En Estados Unidos es presuntamente inocente la persona hasta que un jurado no dictamine su culpabilidad, cosa que jamás ocurrió, y el gobierno nunca ha realizado un juicio para investigar los hechos.  Todos estos componentes han alimentado a los teóricos de la conspiración, pero también han despertado la desconfianza razonable de expertos, personalidades y de amplios sectores de la ciudadanía hasta la actualidad. Una encuesta realizada por la cadena de televisión ABC News en 2003 mostró que el 70% de los estadounidenses respondía diciendo que «sospechaban un complot» en el asesinato del Presidente Kennedy.

Lee Harvey Oswald hablando con los reporteros el 23 de noviembre de 1963, un día después del asesinato de Kennedy.

La Comisión Warren

La Comisión Presidencial Sobre el Asesinato del presidente Kennedy, más conocido como “Comisión Warren” por haber sido presidida por el presidente de la Corte Suprema de Justicia Earl Warren, fue creada el 29 de noviembre de 1963 por el presidente de los Estados Unidos Lyndon B. Johnson para investigar el asesinato del presidente John F. Kennedy. El informe fue presentado 10 meses después en 1964

Sus conclusiones fueron:

1)Oswald mató a Kennedy, sólo, sin ninguna otra ayuda; 2) El mismo hizo tres disparos, uno erró y dos impactaron en Kennedy; 3) El motivo fue su estado de alteración mental. No tuvo una motivación política; 4) Disparó desde el sexto piso de un depósito que estaba sobre la avenida y en su huida disparó y mató a un policía; 5) Jack Ruby mató a Oswald también sin ayuda de nadie y sin otro motivo que también su alteración mental. La policía sólo cometió el error de no ser estrictos en alejar a la gente del lugar; 6) ningún miembro del gobierno, CIA ni FBI estuvo involucrado ni participó de una conspiración para asesinar

al presidente; 7) no encontró evidencias persuasivas de una conspiración interna o exterior que implicara a otras personas, grupos o países; 8) el FBI, encargado de la custodia presidencial, procedió con métodos anticuados. Esa desactualización en los procedimientos debía ser subsanado en corto plazo.

La “bala mágica”

El informe de la Comisión Warren no convenció a la inmensa mayoría, creó un escepticismo general y cuestionamientos sobre la versión oficial de los hechos. Uno de ellos es la trayectoria de la bala no fatal que impactó en la parte posterior del cuello del presidente, llamada por los expertos en balística y por los críticos “la bala mágica”. Según la Comisión, Oswald realizó tres disparos con un rifle Mannlicher-Carcano M91 de fabricación italiana que tenía la mira descentrada. Entre el supuesto tirador y el cuerpo del presidente había una distancia de 53 metros. Las balas eran de una pulgada de largo, recubierta por una funda de cobre, el primero errado, el segundo que impactó en el cuello (la bala mágica) y la tercera, la bala mortal que impactó en la cabeza del presidente.

Según la teoría de la “bala mágica” creada por la Comisión Warren, la bala conocida como CE399 y disparada desde el sexto piso del School Boook Depository, entró por la espalda del presidente Kennedy inclinada en un ángulo de 17 grados (herida No. 1), luego giró hacia arriba para salir por la parte frontal del cuello atravesando el nudo de la corbata (herida No. 2), desde ahí giró a la derecha, luego a la izquierda, otra vez a la derecha, a la izquierda y penetró en el cuerpo de Connally por la parte posterior de la axila derecha, después dio varios inexplicables giros y entró por la parte posterior de la axila derecha de Connally (herida No. 3). La bala siguió hacia abajo en un ángulo de 27 grados rompiendo la quinta costilla de Connally y saliendo por el lado derecho del pecho (herida No. 4) donde le rompió el radio. A continuación la bala salió de la muñeca de Connally, (herida No. 6) giró y se hundió en el muslo derecho de Connally (herida No. 7), atravesó la herida y fue encontrada casi intacta en una camilla en el pasillo del hospital.  Al realizar esto la bala entró y salió de dos cuerpos, produjo 7 heridas a ambas personas, atravesó 15 capas de ropa y aproximadamente 38 cm de carne, músculos y tejido. El revestimiento de cobre de la bala estaba intacto, no así la parte trasera de la bala, que se encontraba deformada y cubierta de restos orgánicos

En la limusina presidencial iban sentados, en el asiento de adelante, el chofer y el guardaespaldas, en el segundo asiento de atrás, el gobernador John Connally y su esposa Niellie Connally y, en el tercer asiento de atrás, Kennedy y su esposa Jackie.

Pero apenas 48 horas después del magnicidio, Jack Ruby, se abrió camino entre decenas de policías, periodistas, fotógrafos y curiosos, para disparar a quemarropa a Lee Harvey Oswald, cuando éste salía de la estación de policía para ser trasladado a la cárcel del condado. Al haber efectuado el disparo, Ruby pronunció estas extrañas frases: “¡Los judíos tienen agallas!” y “le evito a la viuda del presidente, el dolor de tener que asistir ante una corte”. El asesinato fue visto por millones de estadounidenses pues el traslado estaba siendo transmitido en directo por la televisión. Ruby fue detenido inmediatamente y luego condenado a muerte, pero el juicio fue anulado y murió en 1967 mientras esperaba el otro juicio

Entre otras cuestiones, los probables motivos de una conspiración para asesinar a JFK se suelen citar: 1)John F. Kennedy ejecutó una política liberal (izquierda para los norteamericanos) en el plano interno y sobre derechos civiles, combatiendo el racismo, por lo que era objeto de odio de la extrema derecha; 2) Era partidario de terminar con la guerra de Vietnam, lo que le acarreó la oposición frontal de la industria armamentista; 3) Muchos de la derecha, la CIA y los anti castristas exiliados estaban convencidos de que Kennedy había transado un acuerdo con Nikita Jrushchov y la Unión Soviética sobre Cuba para el retiro de los misiles en 1962; 4) quería modificar la CIA y el FBI porque eran pequeños estados dentro del estado y, 5) Tanto JFK como su hermano, el fiscal general del estado Robert Kennedy han perseguido a la mafia, desarticulando sus células y encarcelando a muchos de sus jefes.

La única investigación de relevancia sobre el asesinato de Kennedy fue la realizada en noviembre de 1966 por Jim Garrison, fiscal del distrito de Nueva Orleans, que encontró lazos entre Oswald y el movimiento anticastrista, a través de tres oscuros personajes: David Ferrie, Guy Bannister y Clay Shaw. Su testigo estrella, David Ferrie,que reconoció haber tratado con Oswald y pertenecer a un grupo anticastrista, se suicidó antes de subir al estrado; Bannister, un ex oficial del FBI involucrado en oscuras tramas, murió unos años antes, y Shaw, el principal acusado, salió libre de toda sospecha de haber conspirado para matar a Kennedy en 1968.

Jack Ruby en el momento en que dispara a Oswald

El Comité Selecto de la Cámara de Representantes de Estados Unidos Sobre Asesinatos

En 1976, el Congreso constituyó dicho Comité para investigar las muertes de John F. Kennedy, de su hermano Robert Kennedy y de Martin Luther King, Jr., que presentó sus conclusiones en 1979. El HSCA concluyó en su informe, entre otras cosas, 1) que el presidente John F. Kennedy fue probablemente asesinado como resultado de una conspiración pero sin identificar a los probables conspiradores, contradiciendo el informe Warren que decía que Oswald actuó sólo, sin ayuda de nadie; 2) que  fueron efectuados cuatro disparos y que el tercer disparo fue de un segundo asesino localizado en un Montículo de hierba pero falló, contradiciendo al informe Warren que dijo que hubo sólo tres disparos y que todos fueron disparados por Oswald; 3) el Departamento de Justicia, FBI, CIA, y la Comisión Warren fueron severamente criticados por su pobre desempeño en las investigaciones llevadas a cabo y el Servicio Secreto fue tildado de deficiente en su protección al Presidente; 4) dice explícitamente que las principales organizaciones acusadas de conspirar para matar a Kennedy no estuvieron involucradas. Esto incluye al gobierno soviético, el gobierno cubano, los grupos cubanos anticastristas, la mafia, el Servicio Secreto, la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y la Agencia Central de Inteligencia (CIA); 5) el informe del Comité no es terminante. No logra probar sus hipótesis ni culpar o exculpar a nadie. De nuevo, en esta oportunidad ni la Fiscalía general del estado ni agente fiscal alguno ha iniciado una investigación sobre el asesinato.

Lee Harvey Oswald, señalado como quien disparó, dijo tras ser detenido: «¡Yo no he matado al presidente Kennedy! ¡Yo no he matado a nadie! No sé nada acerca de eso». Y en su interrogatorio en la policía dijo “I Am A Patsy” (“Soy un chivo expiatorio”).

Jack Ruby era un hombre con contactos con la mafia que había hecho de los pequeños delitos su modo de vida. La defensa de Jack Ruby alegó que su cliente estaba tan indignado por el atentado contra el presidente que había sufrido “epilepsia locomotra”, lo que le había llevado a actuar “inconscientemente”. En principio fue condenado a muerte, pero un tribunal de apelación ordenó otro juicio al que ya no pudo presentarse. Murió en 1967. La versión oficial es que falleció de un cáncer de pulmón.

Un documento desclasificado en el 2018 menciona  una comparecencia en 1975, ante el comité de la cámara de asesinato, de Richard Helms, el exdirector de la CIA, quien fue cuestionado: “¿Hay alguna información relacionada con el asesinato del presidente Kennedy que de alguna manera muestre que Lee Harvey Oswald fue de alguna forma un agente de la CIA o un agen…”. Pero el documento termina ahí y no está la respuesta de Helms. Otro documento desclasificado relata la reacción de la Unión Soviética al magnicidio, al reportar que algunos en Moscú asumieron que era un “golpe de Estado” de parte de la “extrema derecha” por el cual culparían a la Unión Soviética.

Everette Howard Hunt, un espía retirado de la CIA (participó en el Watergate para Nixon), unos años antes de su muerte en 2007, reveló a su hijo en grabaciones de audio, discusiones y escritos, que él y muchos otros estuvieron implicados en la conspiración para asesinar al presidente Kennedy. Dijo que el nombre en clave que los conspiradores dieron para la operación fue «The Big Event», que Lyndon B. Johnson ordenó el asesinato y ordenó a Cord Meyer para implementar los detalles. Meyer reclutó a las personas que planearon y llevaron a cabo el asesinato, incluyendo David PhillipsFrank SturgisDavid MoralesWilliam Harveyun pistolero francés, y a Lucien Sarti, quien trabajaba para la Mafia.

El mismo espía, conforme a un documento desclasificado en 1996, fechado el 3 de diciembre de 1978, entregó una declaración de seguridad clasificada para el Comité de la Cámara, a través de la cual negó cualquier conocimiento de una conspiración para asesinar a Kennedy.

En 1994 y 2003, James Earl Files, un militar retirado, se auto declaró autor del tercer disparo desde un montículo, que destrozó la cabeza del presidente. En su declaración exculpa a Lee Harvey Oswald e involucra a la CIA y miembros de la mafia, por lo que File es el único autor confeso del crimen, ya que Oswald se declaró inocente. Dijo que fue reclutado por el agente de la CIA David Atlee Phillips; que éste le puso en contacto con Lee Harvey Oswald a quien Phillips hacía seguimiento; que Charles Nicoletti, miembro de la mafia de chicago fue el otro tirador y que conocía a Jack Rudy quien en el momento del asesinato estaba en la Plaza. Nicoletti fue asesinado en 1997 de un disparo en la nuca dentro de su automóvil, un día antes de su comparecencia para declarar ante el Comité de la cámara de representantes que investigaba el asesinato. James Earl Files nunca fue investigado por ningún organismo del estado, porque según algunos, sus declaraciones no tenían credibilidad.

Conclusiones

1)Respondiendo a la pregunta del título, el golpe de estado en los Estados Unidos es posible, lo demostró Donald Trump. El golpe tuvo inicio de ejecución y la consumación del golpe sólo dependía de la decisión del vicepresidente Mike Pence, quien presidía la sesión conjunta de ambas cámaras del congreso norteamericano en un acto meramente ceremonial, para certificar formalmente el resultado de las elecciones. En dicha sesión, Pence, podía, violando la Constitución, no certificar el resultado de las elecciones, devolviendo los resultados a los estados para que los revisen, alegando, sin pruebas, que hubo fraude, tal como le presionaban Trump y amplios sectores de parlamentarios republicanos. En ese caso, se iba a producir una conmoción general, pero el partido republicano podía resistir los reclamos contra el golpe, pues tenía el control de la cámara de senadores y de la presidencia de la república, de varias entidades del estado, la mayoría en la Corte Suprema de Justicia, la policía, el FBI, la CIA, y podría conseguir la “neutralidad” de las FFAA.

2)A la luz de esta experiencia es que se vuelve a abordar el magnicidio de John F. Kennedy, y en base a las conclusiones del Comité de la Cámara de Representantes que investigó el hecho, se puede considerar la posibilidad de que, en caso de que el asesinato haya sido producto de una conspiración o complot como concluyó el Comité, dicha conspiración pudo haber sido de miembros o funcionarios del FBI o de la CIA, o de ambos, con ayuda de la mafia, en cuyo caso, estaríamos frente a un golpe de estado consumado.

3)Por qué el gobierno de los Estados Unidos no hizo nunca un juicio en investigación de los hechos y la individualización del o los responsables? ¿No quería saber la verdad? Porque si bien se encontraron evidencias que inculpaban a Oswald, éste negó en todo momento la autoría del asesinato, y la culpabilidad de Lee Harvey Oswald sólo podía ser declarada por una sentencia condenatoria, pero la fiscalía ni la justicia no intervinieron porque apenas la policía inició el interrogatorio, 48 horas después del magnicidio, Oswald ya fue muerto, y la justicia no sabe si el asesinato fue obra de un sujeto o si fue una conspiración particular o gubernamental para sacar a Kennedy de la presidencia.

4)La conclusión del Comité de la Cámara de Representantes es que el presidente John F. Kennedy fue probablemente asesinado como resultado de una conspiración. Si se tratara de una conspiración, ésta podía haber sido de grupos particulares como la mafia, o de funcionarios del estado (sin involucrar institucionalmente a sus organismos), ya sea el FBI o la CIA con particulares. Si se tratara de esta ultima posibilidad, estaríamos ante un golpe de estado planeado y ejecutado por altos funcionarios del estado para sacar del poder al presidente de la república.

5)La negativa de la fiscalía y del poder judicial a investigar los hechos y a los responsables, ¿no sería un acuerdo tácito entre las altas autoridades para esconder un escarnio que echaría por tierra el liderazgo de los Estados Unidos como país líder de la democracia occidental que al igual que cualquier país del tercer mundo, recurre a los golpes de estado para sacar de la presidencia a alguien que no gusta?

6)Esperamos que el presidente Joe Biden desclasifique el 26 de abril los últimos 300 documentos del asesinato que tanto mezquinan la CIA y el FBI, las que han solicitado al ex presidente Donald Trump en el 2018, que deje de desclasificar aquellos documentos por razones de seguridad nacional. Esperamos también que algunos de esos documentos echen alguna luz o muestren alguna pista para aclarar los hechos e individualizar al o los culpables, ya sea que se trate o traten de personas o grupos de personas particulares o se trate de funcionarios del estado.

7)Si se tratara de este último caso, ciertamente habría una culpabilidad colectiva y sería un escarnio nacional, pero sería la oportunidad para demostrar que los Estados Unidos es un país democrático, que respeta al presidente elegido por el pueblo y que no tolera un golpe de estado. Sería una reivindicación histórica para esa nación.

Comentarios

Tags:
, , ,
.
Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.

.